Seguinos

Opinión

Detenciones discriminatorias y arbitrarias de niños basadas en la condición social o color de piel

El legislador del FpV, Marcelo Mango, sobre el fallo que avala la detención de menores.

|

En relación al reportaje que otorgó al diario Río Negro la Jueza del Superior Tribunal de Justicia, Liliana Piccinini, sobre el fallo que avaló la detención de menores, los que sí leímos todo el expediente y no tergiversamos el fallo, le decimos que lo que ha hecho el máximo órgano de justicia de la provincia, fue respaldar judicialmente a la policía de Río Negro por las detenciones discriminatorias y arbitrarias basadas en la condición social, color de piel, vestimenta o aspecto físico de niños y jóvenes.

Esta grave situación no sólo lo denuncian permanentemente los padres, las organizaciones sociales, algunos funcionarios públicos, los organismos de derechos humanos y los mismos jóvenes de nuestra provincia, sino que lo planteó el Juez Jorge Bustamante de la Cámara Criminal de Viedma cuando hace lugar al Habeas Corpus, impulsado por la Defensora de Menores Patricia Arias.

El Juez en su fallo sostiene que de diversos oficios y actas policiales surge que varios jóvenes menores de 18 años de edad “han sido detenidos por la policía provincial en ocasión en que se encontraban transitando por las calles, siendo luego trasladados a dependencias policiales, oficina tutelar, ello bajo la facultad otorgada por el Art. 5 inc. a) de la Ley D Nro. 4.109”.

O sea, no hay un Juez que “está mandando a una institución a no cumplir con un artículo de la ley que está vigente” como usted dijo; sino que hay un Juez que intentó poner freno al accionar de la policía que encarcela a los menores sin intervención judicial, amparados, paradójicamente, en una ley que los protege y les otorga derechos.

Cuando el periodista le preguntó como hace la policía para determinar cuál es el menor que necesita protección y socorro usted dice que “es una cuestión de capacitación, actitudinal”. Esta afirmación es grave ya que como dijo también el Juez Bustamante “¿Quién indica que ese niño se encuentra en dicho estado?. ¿En qué se sustenta?. Debe tenerse en cuenta que para internar a una persona por encontrarse en un estado que necesita algún tipo de protección del Estado, el Juez debe ordenar medidas de prueba y contar con dictámenes técnicos ya que de otra forma dicha internación podría constituirse, si bien no en una privación ilegal de la libertad, sí en un acto abusivo del Magistrado. Sin embargo la simple observación de un empleado policial podría justificar una demora, que es igual a una detención en la práctica, y llevar al niño a la Comisaría”.

Esta decisión del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Río Negro, nos retrotrae a épocas represivas, que creíamos ya superadas. Es anticonstitucional y violatorio de los derechos humanos dejar que la policía patrulle las calles decidiendo a qué niño o joven detienen por más “capacitación o actitud” que pongan los agentes policiales.

Es muy clara la definición vertida en el dictamen emitido por la Procuradora General de la Provincia, Dra. Silvia Baquero Lazcano, con antelación al fallo del Superior Tribunal de Justicia: “En efecto, no se discute las facultades de la Policía en materia de prevención y seguridad ellas se encuentran dispuestas en la Ley Orgánica de la Policía S Nro. 1.965. Sin embargo, debe quedar en claro que tales preceptos que le permite al personal policial actuar en casos en que un menor sea sorprendido perpetrando un ilícito, no pueden llevar a una interpretación que derive en que el joven sea perseguido y hasta privado de su libertad en todo otro supuesto y, mucho menos, so pretexto que ello sea en aras de una hipotética ´protección´ del menor”.

Por último, en el reportaje usted también intenta desvincular el aval a la detención de menores con los apremios ilegales, golpizas y muertes que suceden cotidianamente en las comisarías de la provincia. El respaldo político y judicial que le dieron, primero el Poder Ejecutivo y luego el Superior Tribunal de Justicia, a la policía rionegrina no hace más que empoderar a sectores que creen que van a solucionar los problemas de seguridad con más mano dura, represión y atribuciones arbitrarias.

Teniendo en cuenta que el origen de esta controversia judicial se origina porque la Policía utiliza el inciso a) del artículo 5º de la ley 4109 para detener a niños y jóvenes con la excusa de “protegerlos”, es que considero necesario llevar nuevamente el debate al poder legislativo. Por esto, presenté un proyecto para incorporar en la ley la prohibición expresa de demorar o detener a los menores bajo ese pretexto o el de la averiguación de antecedentes.

El párrafo que propongo incorporar a la ley 4.109, es para dejar claro que la intención de los legisladores al estipular en la norma que los niños y jóvenes tienen “Prioridad para recibir protección y socorro en cualquier circunstancia”, no fue con el propósito que los menores sean detenidos, sino que contrariamente era para que tengan preferencia de la sociedad y de los organismos del Estado en el respeto a sus derechos.

Considero que si se aprueba esta propuesta se pondrá fin a esta polémica judicial y fundamentalmente se deberá frenar el accionar policial respecto a la práctica de encarcelar a los menores de edad sin intervención de la justicia».

 

Marcelo Mango
Legislador del Frente para la Victoria de Río Negro.-

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Opinión

Nuestro rubro el taxi no está exento a esta crisis

Por Fabián Eckers, taxista de General Roca.

|

Foto: Archivo (Patagonia FotoPress).

En vista de que el Municipio, al tomar la iniciativa de destinar los fondos de los contribuyentes y los subsidios recibidos para el transporte de pasajeros, en beneficio de la comunidad implementando el transporte de colectivos gratuitos para los roquenses, alquilando las unidades, tomando como empleados a los que trabajaban en la ya desaparecida empresa que poseíamos en la localidad, corriendo con todos los gastos que implica trasladar a los vecinos. Decimos que esta decisión comenzó a ponerse en práctica el 23 de julio de este año y había sido dispuesta por el lapso de 15 días, venció el plazo de “contingencia” y continúa al día de la fecha.

Es de público conocimiento que desde que comenzó la pandemia, toda la actividad comercial se vio seriamente afectada, encontrándose en situaciones de enormes pérdidas económicas, algunas han desaparecido por no poder subsistir, en fin, nuestro rubro el taxi, no está exento a esta crisis, como yo, muchos, sentimos la discriminación por parte de este Ejecutivo, que a la hora de tomar medidas como la que se tomó para el transporte público, fuimos excluidos de cualquier beneficio y/o subsidio, inclusive en este contexto de emergencia sanitaria desde que comenzó la pandemia.

Hoy la crisis se agudizó, y si a eso le sumamos que el ente regulador pone a disposición un servicio gratuito, nos afecta directamente, no es otra cosa que una competencia desleal hacia nosotros; en lo inmediato necesitamos que se tomen medidas extraordinarias e innovadoras, necesitamos que nuestros gobernantes incluyan en su tarea de socorro a nuestra actividad, por ello este comunicado es para llegar a donde corresponda en la Municipalidad de General Roca, esperando encontrar un poco de equidad y se nos brinden herramientas o procurar recursos, donde los trabajadores puedan recurrir en esta situación
apremiante, buscar soluciones y que se termine esta discriminación que nos hacen.

Resulta muy difícil y oneroso mantener los vehículos en condiciones, hoy resulta inalcanzable cambiar la unidad, ni hablar que hoy sostener la canasta familiar es prioridad para todas las familias y día a día se ve reducida su sostenimiento. Sin más quedamos a disposición para lo que consideramos justo.

Fabian Eckers
Taxista – DNI: 17.859.244

Seguir leyendo

Opinión

Lavarse las manos

Nota de opinión por Manuel García.

|

No todos los efectos del COVID-19 serán tan malos. La pandemia desnudo la fragilidad, corrupción y deterioro del sistema político. Nos enseño que los políticos que hace 7 meses parecían buenos, era eso nada más… PARECÍAN.

Río Negro se destaca en el contexto nacional por estar en el podio de las peores provincias manejando la pandemia.

Desde la segunda quincena de enero, el gobierno nacional empezó a trabajar el tema pandemia con un comité de crisis, es de suponer que la provincia días más o días menos también tomó conocimiento de la existencia de una pandemia global, de la que no escaparíamos.

Es marzo, con el inicio de la cuarentena, empezaron las promesas de preparar el sistema de salud para la llegada del pico de la pandemia.

Pasaron 6 meses, llegó el pico de la pandemia y el sistema de salud está saturado, trayendo personal de afuera para ayudar, y pidiendo por favor que la gente se quede en la casa, porque el personal médico no da más y no hay camas disponibles.

En 6 meses se construyen con material tradicionales un ala nueva de UTI (unidad de terapia intensiva) en cualquiera de los hospitales principales de Río Negro, se podría haber ampliado la capacidad en 20-50 o más camas. 6 meses parece un tiempo racional para preparar a médicos en el arte de entubar, para capacitar enfermeros, camilleros, maestranza kinesiólogo y demás actores en las aéreas de una UTI.

A la vista de los informe de hoy en día, lo que se hizo fue escaso e ineficiente.

La gobernadora y su ministro de salud, compraron el versito de aplanar la curva, rubricaron la idea de que seriamos ejemplo mundial combatiendo (el capital ) el Covid.

El personal de salud, advirtió acerca de las carencias? Hubieron informes que se subestimaron? Porque después de 6 meses, recién ahora escuchamos de las faltantes.

Las últimas semanas se a visto la desaparición mediática de los ministros y en contraparte personal de salud a ganado presencia en los medios advirtiendo del casi colapso del sistema de salud y apelando a la población como único responsables de evitar esto.

Peligrosamente desde algunos sectores se está planteando que si salís, que si no te cuidas es como que no te importa el sistema de salud y su personal.

Las colapsadas ideas de nuestros gobernantes, están llevando a enfrentar una población cansada de 160 días de cuarentena contra el sistema de salud saturado por la falta de previsión del gobierno.

«Lavarse las manos» es una expresión que hace referencia al acto de desentenderse de las consecuencias de alguna acción, renunciando a ser cómplice de la misma

Lo único que descansa en esta provincia son las ideas de nuestros gobernantes.

Manuel García.

Seguir leyendo

Opinión

Reconocimiento del CIN a las y los trabajadores de la salud del país

Por el Consejo Interuniversitario Nacional.

|

Las rectoras y rectores de las universidades públicas de la Argentina, reunidos en el 84º Plenario del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), sesionamos en modo telemático y rendimos un muy merecido homenaje a los y las trabajadoras de la salud en general y a los de los servicios sanitarios universitarios en particular, por la heroica e intensa lucha que sostienen contra la pandemia que sufre nuestro pueblo.

En una situación de incremento de contagios y escalada del impacto de la COVID-19, reconocemos que el recurso más crítico e indispensable es el factor humano integrado por los miles de trabajadores y trabajadoras de la salud que, en la primera línea de batalla y exigidos aún más allá inclusive de lo razonable, ya han impedido un número invalorable de pérdidas de vidas y han recuperado a un sinnúmero de enfermos.

Merecedores y merecedoras de un aplauso y agradecimiento diario por su labor, muchas veces, también, han sufrido amenazas injustificables y actos repudiables de discriminación en el transporte público o en sus áreas de residencia. Ponen en riesgo su salud una y otra vez, en cada minuto de su labor, así como la de sus propias familias.

Trabajan muchas veces sin contar con todos los elementos de protección individual indispensables, frecuentemente en jornadas que se extienden más allá de lo aconsejable, y aun así siguen adelante. Ganan y pierden batallas cada día con todas las tensiones y la carga emocional que ello implica. Y, como ellos mismos lo han expresado en estos días, “los recursos para salvar a pacientes de coronavirus se están agotando”.

Buena parte de estas y estos trabajadores, profesionales y técnicos son graduados y graduadas de nuestras universidades. Y toda la comunidad universitaria siente un gran orgullo por la capacidad que los y las colegas demuestran en su incansable lucha cotidiana para salvar vidas. Para ellos y ellas todo nuestro afecto y reconocimiento.

El aislamiento y el distanciamiento social, el uso de tapabocas y la higiene son, hoy por hoy, las únicas medidas ampliamente aceptadas en todo el mundo para hacer frente a la pandemia. Uno de los principales objetivos de estas medidas es impedir que se colapsen los servicios de salud para que todas aquellas personas que lo requieran puedan ser atendidas adecuadamente. Sin embargo, los niveles de ocupación de guardias y unidades de terapia intensivas en nuestra Patria indican que aún es necesario un mayor esfuerzo en el cumplimiento de estas medidas. Se trata de cuidarnos y cuidar al otro.

No podemos permitir que los y las trabajadoras de la salud se sientan solos, agobiados, y agotados. Tenemos que expresarles nuestro reconocimiento, acompañamiento y solidaridad, no solo en ese aplauso que diariamente merecen sino también a través de comportamientos sociales adecuados.

De ningún modo es aceptable que cuando estos y estas trabajadoras salen de sus instituciones a tomar un breve y merecido descanso observen y sientan que a su alrededor la sociedad sigue con sus actividades, insensible a lo que ocurre con miles de argentinos dentro de esas unidades hospitalarias. De este modo, solo incrementamos su sensación de soledad y agobio y, en síntesis, desesperanza.

Por eso convocamos a nuestra comunidad universitaria en primer lugar y, en general, a toda la sociedad a comprender que cualquier actividad que realicemos y que no sea esencial o estrictamente imprescindible debe ser evitada y postergada ya que está suficientemente demostrado que, inexorablemente, provocará mayores contagios y un número más alto de pacientes hospitalizados y fallecidos.

Estos trabajadores y trabajadoras nos piden que no desafiemos al virus porque ponemos en riesgo nuestras vidas, las de muchos compatriotas y, desde ya, las del personal de salud que acudirá a salvarlas heroicamente.

Las rectoras y los rectores de las instituciones universitarias públicas de la Argentina, desde todos los rincones de la Patria, les decimos a todos y todas las trabajadoras de la salud una y mil veces: no están solos.

¡GRACIAS POR CUIDARNOS!

84º Plenario del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN)

Seguir leyendo
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement