Seguinos

Opinión

¿Compromiso con la educación?

Paolo Etchepareborda, Presidente del PS en Río Negro, analizó lo que dejó el encuentro de todos los ministros de Educación del país.

el

El 12 de febrero de este año los ministros de Educación de todas las provincias junto al ministro de Educación de la Nación, firmaron un acuerdo en Purmamarca en el cual se comprometen a trabajar en una educación que tendrá objetivos “revolucionarios” según el propio texto resultado de ese encuentro.

Entre los objetivos que se fijan los ministros está poder mejorar algunas estadísticas que a primera vista resultan alarmantes:

5 de cada 10 jóvenes no termina la educación secundaria.*

86 % de los alumnos de las escuelas primarias no accede a las modalidades de escuelas de jornada extendida o completa tal cual lo indica en su artículo 28, la Ley Nacional de Educación, promulgada el 27 de diciembre del 2006.*

8 de cada 10 estudiantes universitarios no termina la carrera y si a esto le sumamos que sólo 5 de cada 100 adultos de los hogares más pobres accede a un título universitario, el panorama es aún peor teniendo en cuenta que estos números son diametralmente distintos en los sectores de mayor ingreso en los que 54 de cada 100 adultos tienen estudios universitarios.*

Claro está que para mejorar estos índices oficiales y corregir las falencias que arrastra nuestra educación, no alcanza un acta, para ello es necesario un compromiso real y concreto en las políticas que se definen tanto a nivel nacional como en cada uno de los distritos.

Durante el gobierno anterior se avanzó en el encuadre normativo, aunque dejando enormes deudas pendientes como por ejemplo la reforma de la Ley de Educación Superior. Este encuadre normativo exigía al Estado el cumplimiento de metas que sólo parcialmente cumplió.

Esta claro que la universalización de la jornada extendida o completa fue convirtiéndose en muchas provincias en un “como si”, es decir se implementó de manera irregular, sólo parcialmente y con modalidades que en su estructura nada tienen que ver con el objetivo fijado por la Ley 26206 (Ley Nacional de Educación). Esta Ley que se propone dentro de sus objetivos para el nivel Primario “Garantizar a todos/as los/as niños/as el acceso a un conjunto de saberes comunes que les permitan participar de manera plena y acorde a su edad en la vida familiar, escolar y comunitaria”, lejos estamos de este propósito si hay grupos de estudiantes que acceden a una formación ampliada en contenidos y carga horaria y otros que no.

Como decía en una parte de este documento, no alcanza con la manifestación de buenas intenciones si dentro del acuerdo firmado en Purmamarca se fija como objetivo sostener, en los próximos años, el 6 % del PBI para financiar el sistema educativo en su integralidad –como es en la actualidad- es imposible pensar en un cambio “revolucionario”. Basta con analizar cuál ha sido la principal dificultad para dar cumplimiento a la Ley de Educación para darnos cuenta que en los próximos años si no logramos mejorar el presupuesto educativo dando la pelea en cada uno de los espacios donde se disputan los recursos, no sólo no se podrá avanzar en corregir las dificultades del actual sistema, lo que vendrá será peor ya que los recursos, luego de las medidas económicas tomada por el macrismo, alcanzan cada vez para menos.

Quizás, sosteniendo lo que los diputados socialista hicieron al momento de dar el debate sobre el financiamiento del sistema educativo, atar el crecimiento de los recursos destinados a educación sólo al PBI es por lo menos parcialmente economicista. Para quienes entendemos a la educación como una herramienta cultural fundamental para garantizar la emancipación de todos/as, generando ciudadanos libres, la inversión debe ser la necesaria y no la que según la economía “se pueda”.

Otro desafío importante que manifestaron los ministros reunidos en Jujuy, es el de mejorar “revolucionariamente” la “calidad” educativa, temática que se relaciona directamente con la formación y evaluación permanente de los trabajadores/as de la Educación. En este punto, que va a encontrar la resistencia organizada de las centrales obreras que nuclean a los docentes, el gobierno nacional y los gobiernos provinciales deberán entender que mejorar la “calidad” educativa no debe pasar por evaluar el trabajo docente tal cual lo fijan los parámetros economicistas de calidad educativa. Deberán los gobiernos fortalecer la formación docente, mejorando la formación que se imparte en los institutos, para lo cual la inversión en estos deberá multiplicarse tantas veces como sea necesario. Hoy en la mayoría de los Institutos de Formación Docente del país ni siquiera se cuenta con edificios propios y ni que hablar de materiales didácticos y bibliotecas específicas, salvo honrosas excepciones los institutos no han tenido en la mayoría de las provincias el tratamiento adecuado a la hora de distribuir recursos.

Además, la formación permanente en servicio –esto quiere decir dentro de su carga laboral-, y por supuesto gratuita, es esencial para mejorar la calidad educativa. Así como entender que los espacios institucionales para evaluar el proceso de trabajo escolar, pudiendo las instituciones hacer una pausa cuando fuera necesario para resolver colectivamente las dificultades que se presentan, no son una pérdida de tiempo y por ello deben tener la misma importancia que estar frente a los alumnos.

Inversión y calidad son los debates que se vienen, donde las condiciones de trabajo, formación y salariales de los trabajadores/as de la educación deberán estar como punto central en la agenda de los funcionarios.

 

Paolo Etchepareborda.
Presidente del Partido Socialista de Río Negro.-

* Fuente: Consejo Federal de Educación.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Si empieza con W, termina con K

Nota de opinión por Cambia Río Negro.

el

Desde Cambia Río Negro repudiamos un nuevo intento de la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner de avasallar la institucionalidad del país al desobedecer un fallo de la Corte Suprema de Justicia.

Los fallos de la Corte Suprema deben ser acatados, en tanto se trata de la instancia máxima del Poder Judicial de la Nación. Todo lo contrario a lo que creen el kirchnerismo y sus socios que a la desobediencia de un poder del Estado a otro suman una maniobra fraudulenta que cambia las reglas del juego para el beneficio de una persona o un sector político, perjudicando la
República y la división de poderes.

En un nuevo acto de kirchnerismo explícito, el Senador Alberto Weretilneck convalidó con su presencia, con su voto y hasta con un discurso justificatorio de la desobediencia a la Justicia, las maniobras fraudulentas de Cristina Fernandez. Son socios en la trampa y también en el fracaso de la gestión del país.

Este no es más que un nuevo capítulo en la historia del cambio en las reglas de juego que propone el kirchnerismo a nivel nacional, y convalida Weretilneck en el Senado. Al voto en favor de Doñate como Consejero del Consejo de la Magistratura, se le suman la presentación del proyecto para suspender las PASO por parte del Diputado Di Giacomo o la reciente reforma electoral provincial, propiciada también por JSRN.

Para los rionegrinos no hay nada mejor que dirigentes honestos pero sobre todo comprometidos con la institucionalidad, la república y la división de poderes.

Tenemos que decir basta a estas prácticas que buscan someter las instituciones para intentar sacar una ventaja personal o política.

Cambia Río Negro.

Continuar leyendo

Opinión

Nuestro país y nuestra provincia no necesitan más impuestos

Nota de opinión por Aníbal Tortoriello,
Diputado Nacional de Juntos por el Cambio por Río Negro.

el

Nuevamente el Gobierno Nacional insiste en ahogar a los productores, empresarios y emprendedores con impuestos y medidas que no generan crecimiento ni desarrollo.

Nuestro país no necesita más impuestos, ni prorrogar muchos de los impuestos temporarios o de emergencia, como planteó el oficialismo, sino que se requiere de generar un marco fiscal y regulatorio que aliente la producción y por tanto, genere nuevos puestos de trabajo genuino.

En la sesión del Congreso de la Nación ayer voté de manera negativa al nuevo consenso fiscal para crear más presión tributaria con la prórroga de Ganancias, Bienes Personales, a los Créditos y Débitos en Cuentas Bancarias (conocido como impuesto al cheque), el Monotributo, asignaciones específicas en el IVA, el adicional de emergencia sobre la venta de cigarrillos y el Fondo para la Educación y de Promoción Cooperativa.

Lamentablemente los otros diputados rionegrinos acompañaron la medida que afecta a la población que produce, arriesga e invierte. Sería importante que los diputados puedan explicar a los votantes por qué razón están acompañando la suba y creación de impuestos.

Este es uno de los principales temas que me plantean comerciantes, empresario y emprendedores en todas las ciudades de Río Negro. La semana pasada estuve en Bariloche donde los comerciantes manifestaron la necesidad de bajar la presión tributaria que no les permite crecer y evita la creación de nuevos empleos.

No vamos a acompañar la creación de más impuestos a los que producen. Para crecer tenemos que reducir la reducir la burocracia, bajar el gasto público. disminuir la presión tributaria y a poner estímulos para quienes generen trabajo.

Aníbal Tortoriello
Diputado Nacional de Juntos por el Cambio por Río Negro
.

Continuar leyendo

Gremios

Ante las desacertadas declaraciones de Buteler

Nota de opinión por Héctor Roncallo, jubilado docente y ex Secretario General de UnTER.

el

Los estudiantxs de Río Negro, los ciudadanos de la Provincia no pueden ser rehenes de las internas de Gobierno al mejor estilo de querer demostrar quien juega mejor en esto de apretar a los docentes y a su organización gremial. El Ministro de Gobierno tiene la clara intención de provocar a los docentes y azuzar la interna sindical o es alguien que no sabe de legislación del trabajo ya que el dictado de la conciliación Obligatoria es para las dos partes, el Gremio y el Gobierno. Esto quiere decir que la conciliación obliga por una parte al gremio, en cesar las medidas, pero también al Gobierno en retrotraer cualquier medida que dio origen a la acción sindical. De no ser así, este señor, que dice ser Ministro de Gobierno, poco  ha leído de legislación Laboral o sólo le interesa actuar desde los medios apretando y actuando al mejor estilo patoteril, en lugar de sentir y decir en sus manifiestos que como Gobierno van a trabajar en las mejores respuestas para garantizar las necesidades de trabajadores y de estudiantes, para sí honrar la Educación Pública que intenta hacer aparecer como que ES el único que la defiende, este señor venido a Ministro de Gobierno.

Son muchos años de atropello, de agachadas y de poca inversión (de la real en salarios y en el funcionamiento acorde del sistema educativo), por eso existen las reacciones naturales y lógicas ante las injusticias y por la desidia manifiesta de no profundizar la preocupación de fondo para el sistema educativo que dicen defender como Gobierno.

Como me gustaría alguna vez que los ministros y gobernantes reconocieran los errores de sus políticas  y que en la realidad no se está haciendo todo lo que debiera hacerse para que la educación en su conjunto contara con los elementos acordes a las necesidades actuales de un mundo diferente, diverso, de escuelas que cada vez más necesitan presupuestos, instrumentos, edificios, tecnología, conectividad real, alimentos para hablar seriamente de comedores escolares y de apoyo a las necesidades de alimentación saludable, además de salarios dignos y de condiciones dignas de trabajo para estudiantes y docentes. Además de todo esto conocer la legislación educativa a fondo para no tener que escuchar aberraciones, apretadas y desconocimiento total del concepto “derecho a la educación” que dice exigir Buteler.

Sr. Ministro, basta de querer aparecer como el ordenador y la autoridad, no le queda bien esa pedagogía en la política, el autoritarismo no va con la educación, mucho menos con la política real y con mayúscula. Es su obligación velar para resolver los problemas no para insultar a los Trabajadores y Trabajadoras de la Educación que siempre se preocupan para que el sistema funciones a pesar del abandono de Gobierno.

Héctor Roncallo
Jubilado Docente – Ex Secretario General de UnTER.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement