Seguinos

Judiciales

Confirmaron prisión perpetua para el femicida de Leticia Gómez

El enfermero Mario Bravo pasará el resto de su vida tras las rejas.

El Tribunal de Impugnación (T.I.) confirmó la condena de prisión perpetua que los jueces de Roca impusieron a un hombre tras declararlo culpable del delito de “homicidio doblemente calificado”, por el vínculo y por haber sido cometido en el marco de violencia de género.

Los jueces de Impugnación Adrián Zimmermann, Carlos Mussi y Miguel Ángel Cardella rechazaron el recurso de la defensa del imputado Mario Bravo y ratificaron la declaración de culpabilidad y la pena impuesta en abril pasado por los jueces de Roca Daniel Tobares, Oscar Gatti y Gustavo Quelin por el homicidio del que resultó víctima Leticia Soledad Gómez, ocurrido la noche del 21 de junio de 2018.

En la impugnación la defensa solicitó que se revoque la resolución o eventualmente se aplique una pena menor por supuesta “arbitrariedad en el tratamiento de la prueba” y “falta de fundamentación”, alegando especialmente una disminución de la capacidad de comprensión del hombre al momento de cometer el crimen. La defensa impugnó también la pena, afirmando que la prisión perpetua “se ha convertido en inconstitucional por ser una pena cruel, inhumana y degradante, al no existir la posibilidad del otorgamiento de la libertad condicional, u otros beneficios” para los autores de delitos especialmente graves como el femicidio. Y por último, cuestionó que no se acreditaron en el juicio los requisitos que tipifican el delito de femicidio.

En la audiencia de Impugnación el fiscal Luciano Garrido y la hermana de la víctima, constituida en parte querellante, se opusieron al planteo de la defensa y solicitaron la confirmación de la condena.

Comprendió y dirigió sus acciones

El T.I. rechazó el planteo de “imputabilidad disminuida” afirmando que en el caso “se ha determinado la comprensión de la criminalidad del acto por parte del imputado y la dirección de sus acciones, y la defensa no desarrolla una crítica consistente al respecto”.

Rescató luego del fallo original el análisis de toda la secuencia de acciones desplegadas por Bravo aquella noche, concluyendo que fue “un despliegue que demuestra la capacidad organizativa de sus conductas y lo aleja de la inimputabilidad’”. Y pese a los dictámenes periciales que certifican “algunas alteraciones psicológicas” en el imputado, “no se encuentra comprobado científicamente que los trastornos de personalidad que padecía tuvieran la entidad suficiente para hacer que su capacidad de reprochabilidad estuviera afectada o disminuida al momento del hecho”.

En cuanto al planteo de inconstitucionalidad de la prisión perpetua, coincidió el T.I. con los jueces de Roca en que la defensa deberá formalizar ese cuestionamiento en el futuro, en la etapa de ejecución de la pena, cuando Bravo haya cumplido los plazos legales para solicitar la libertad condicional, “lo que conforme la normativa vigente podría llegar a ocurrir dentro de 35 años”.

Cultura machista

Sobre la figura de femicidio, los jueces de Impugnación ratificaron que “estamos frente al contexto de violencia de género con antecedentes previos”. Cuestionaron expresamente la posición de la defensa en cuanto sugirió, con aval de su psicólogo de parte, que hubo una suerte de “colaboración” de la víctima en el hecho, “por su personalidad histérica y demandante”.

“La cultura machista tiene como una de sus ideas-eje que el varón, a consecuencia del engaño, la bronca o dolor por la pérdida, el ser desposeído de la cosa “mujer”, puede o se le permite tener una reacción violenta justificada. Esa idea de propiedad es el resultado de una cultura que paso a paso se va desmembrando, porque sostener que la víctima era ‘histérica y demandante’ es introducir una idea prejuiciosa y falsa de que la mujer víctima ‘hizo algo’ que le permite al victimario descargar su responsabilidad en la víctima mujer”, dice la sentencia en un fragmento del voto del juez Cardella.

Judiciales

Caso Sofía: Detuvieron a la mamá, que se encontraba prófuga

La mujer recibió una feroz golpiza y cuando ingresó al Hospital la reconocieron.

Foto: TodoRoca.com.

Janet Neira, la mujer que está acusada de colaborar en el crimen de su pequeña hija Sofía y que se encontraba prófuga de la Justicia, fue detenida esta noche (18/10) en la zona oeste de Roca. La policía logró identificarla cuando ingresó a la sala de guardia del Hospital Francisco López Lima tras recibir una brutal paliza por parte de la persona que le había albergado.

Según informó el periódico La Comuna, desde un domicilio de calle Tucumán al 2900 se alertó al 911 sobre una disputa entre una pareja. Cuando los uniformados llegaron al lugar se encontraron con una mujer que presentaba lesiones y un corte en el rostro por lo que inmediatamente la trasladaron al centro médico.

Varios efectivos habrían reconocido a la mamá de Sofía, que en un principio dio un nombre falso. Pero luego, hizo conocer a los profesionales del Hospital su número de documento de identidad tras lo cual surgieron sus datos filiatorios reales.

En ese domicilio ubicado en calle Tucumán al 2900 residiría un sujeto que tenía domicilio en Buenos Aires y que no habría tenido conocimiento de la historia de la mujer. Esta tarde, el hombre -quien se encuentra alojado en la Comisaría 3°- habría tomado conocimiento de la situación real de Neira y de la historia de su pequeña hija. Habría sido en ese contexto que se dio la brutal agresión.

Neira se encuentra alojada en el Hospital Francisco López Lima bajo custodia policial. Estaba detenida con prisión domiciliaria en la casa de un familiar en la zona rural de Chichinales y se fugó sin dejar rastro alguno.

A la madre de Sofía, de 27 años, le imputaron los cargos de “lesiones leves calificadas por el vínculo, reiteradas en un número indeterminado de veces, en carácter de autora; abuso sexual gravemente ultrajante, reiterado, doblemente calificado por el vínculo y por la convivencia preexistente con un menor de 18 años, en carácter de partícipe necesario; corrupción de menores agravada por la edad de la víctima (menor de 13 años), por mediar violencia física, por ser el autor persona conviviente y ascendiente de la víctima en carácter de partícipe necesario y en concurso ideal con la figura anterior; desobediencia a una orden judicial, en carácter de autora, abandono de persona seguida de muerte calificada por el vínculo, en carácter de coautora, tenencia ilegal de pornografía infantil agravada”.

Su ex pareja, Marcos González, sigue detenido en el Penal de Viedma imputado por “lesiones leves calificadas por un hombre contra una mujer, en el marco de violencia de género, reiteradas en un número indeterminado de veces, como autor; abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización reiterado doblemente calificado por el vínculo y por la convivencia preexistente con un menor de 18 años, como autor; corrupción de menores agravada por la edad de la víctima, por mediar violencia física, por ser el autor persona conviviente y guardador de la víctima, como autor, y en concurso ideal con la figura anterior; desobediencia a una orden judicial, autor; abandono de persona seguida de muerte, como co-autor; todo en concurso real”.

Continuar leyendo

Judiciales

Ley Micaela: más de la mitad de los agentes judiciales se capacitaron en Perspectiva de Género

Se trata de una actividad organizada de manera conjunta por la Oficina de Género y la Escuela de Capacitación Judicial.

Se desarrollan en Viedma capacitaciones sobre Perspectiva de Género, dirigidas al personal del Poder Judicial en el cumplimiento de la Ley Micaela. Así lo estipuló la Acordada 1/19 del Superior Tribunal de Justicia. Se trata de una actividad organizada de manera conjunta por la Oficina de Género (OG) y la Escuela de Capacitación Judicial, como parte de su planificación anual de formación.

Con estas jornadas en Viedma, más de la mitad de los agentes judiciales de la provincia han sido capacitados.

Se están capacitando personal de la Gerencia Administrativa, Administración, Juzgado Civil 1, Defensoría, Oficina Judicial, Jueces de Paz, Oficinas de Atención al Ciudadano y Cejumes.
Las jornadas están a cargo de la responsable de la OG, Beatriz Mosqueira, junto al equipo de replicadores. En esta oportunidad son Marcela Marin, Delegada de Comunicación Judicial de la Segunda Circunscripción y Yolanda Rossi, encargada del área de Psicopedagogía de la OG.

La participación tiene carácter obligatorio para magistrados y magistradas, funcionarios y funcionarias y empleados y empleadas del Poder Judicial, según lo dispone la Acordada que en su artículo 1° expresa: “Establecer que las capacitaciones que disponga la Corte Suprema de Justicia de la Nación y la Oficina de Género del Poder Judicial, en Perspectiva de Género y Derechos Humanos tienen carácter obligatorio para quienes resulten destinatarios o destinatarias de las mismas de acuerdo a la modalidad que reglamente el Superior Tribunal de Justicia”, sobre la base de la “Ley Micaela” de capacitación obligatoria en género para todas las personas que integran los tres poderes del Estado.

El contenido del taller está organizado en módulos con temáticas como “El patriarcado, los roles de género y la construcción de estereotipos”, “Rol de la justicia en el cambio hacia la igualdad”, “El derecho en la construcción del género”. “Desigualdad estructural”, “Acceso a la Justicia”. “Convención Belem do Pará y Convención CEDAW”, “Reglas de Brasilia” y “Marco teórico sobre factores e indicadores de riesgos”, “Las exclusiones jurídicas producidas por la construcción binaria de la identidad de sexo y/o género” y “La distribución inequitativa de recursos y poder”, entre otras.

También habrá una instancia de análisis de casos y modalidades de intervención; detección de obstáculos y facilitadores para el acceso a la Justicia de víctimas de violencia y marcas de las violencias, para finalizar con la creación del Protocolo para juzgar con perspectiva de género.

Continuar leyendo

Judiciales

La autopsia determinó que la docente no sufrió una muerte violenta

Ayer fue encontrada sin vida en su departamento.

El fiscal Luciano Garrido informó que hoy (17/10) se reunió junto al médico forense con los familiares de Laura Farulla, la señora que fue encontrada muerta ayer en su departamento en calle Villegas al 1900. “Finalizada la autopsia se determinó que el cuerpo no presentaba signos de violencia. Según el informe del Cuerpo Médico Forense, la señora sufrió una hemorragia en la región occipital en el parietal derecho”, dijo Garrido al respecto.

En el inmueble no se detectaron signos de violencia ni de criminalidad y se encontraba cerrado del lado de adentro. “La mujer, que era docente y se encontraba hacía algunos meses de licencia, había tenido un reemplazo de la cadera izquierda y se movilizaba auxiliada con un andador”, añadió Garrido.

Ayer al mediodía, y tras haber recibido la noticia de que en calle Villegas al 1900 se encontró a una mujer fallecida en su departamento, intervino el fiscal Garrido, la Unidad Operativa de Investigación del Ministerio Público, Criminalística, el Destacamento Policial N° 178 y la Brigada de Investigaciones.

En el lugar, y tras ser convocados por la Fiscalía trabajaron los médicos forenses del Poder Judicial, Ariel Bustos y Marcelo Turi, quienes concretaron la autopsia de la señora hallada.

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más visto