Seguinos

Política

Río Negro fue a la Justicia por el congelamiento del precio de las naftas

El Ejecutivo rionegrino asegura que la pérdida alcanzaría los 580 millones de pesos.

Foto: Archivo (Patagonia FotoPress)

Río Negro presentó hoy (21/08) a través de la Fiscalía de Estado de la Provincia en la Corte Suprema de Justicia de la Nación una Acción Declarativa de Inconstitucionalidad contra el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 566/2019 que establece un dólar diferenciado para el petróleo. Cautelarmente solicita se suspenda su aplicación inmediatamente.

El DNU 566/2019 establece tope a la cotización del dólar para la venta del petróleo crudo de $45,19 por el término de 90 días, así como congela por igual plazo el valor del barril.

“La medida afecta a la Provincia de manera directa, en una disminución en la recaudación por regalías y por el Impuesto a los Ingresos Brutos, conforme surge de los informes del Ministerio de Economía y Secretaría de Energía de la Provincia que se adjuntan a la demanda, y alcanza como mínimo a la suma de $587.2 millones en el período. Sumado a ello, siembra incertidumbre sobre una actividad en franco crecimiento que perjudicará indirectamente inversiones y puestos de trabajo que se encuentra pendiente de evaluación”, indica la Fiscalía de Estado en su escrito.

En los fundamentos de la acción, trabajada conjuntamente con la Fiscalía de Estado de la Provincia del Neuquén, se resalta la “inexistencia de la rigurosa excepcionalidad que amerita el avocamiento del Poder Ejecutivo a una facultad Legislativa, así como que exista un estado de necesidad y urgencia que sirva de presupuesto a de esta especial medida”.

Incluso se explica que “nos encontrábamos ante situaciones más extremas en la devaluación de la moneda de diciembre de 2015 y junio de 2018, sin que ninguna de ellas derivara en el dictado de una norma semejante”.

“La mera conveniencia de una medida netamente legislativa, no permite al Presidente utilizar este trámite excepcional como lo es el DNU, omitiendo la intervención del Congreso, sin afectar el régimen de competencias de cada poder del Estado”.

Se destaca además que “el DNU 566/19 enuncia en sus considerandos meras generalidades que no resultan suficiente respaldo a tan extrema decisión, no siendo razonable en términos constitucionales los medios elegidos para atenuar el efecto de una crisis que nadie discute”.

“Tendrá que evaluarse si esta medida sirve realmente para palearla o lo que no dudamos, solo traerá mayores inconvenientes en la actividad, a las provincias, las inversiones, el empleo e incluso a reclamos económicos al Estado Nacional a partir de la posible afectación de derechos adquiridos, con incierto final”, señala la presentación.

Se argumenta además que “tampoco supera el test de razonabilidad, la desproporción en la distribución de las cargas de la crisis que realiza el Estado Nacional con esta medida, así carga en puntuales actividades y en definitiva en recursos de contadas provincias, el efecto de una situación general e igualitaria en el país”.

“No dudamos que debemos realizar un esfuerzo entre todos para lograr una mejor calidad de vida de nuestros ciudadanos, ahora, esto debe afrontarse entre todos igualitariamente, de lo contrario sería –como en este caso- una decisión arbitraria y discriminatoria, por solicitarle un sacrificio excesivo e irrazonable a algunos en detrimento de otros. Sumado a ello, se advierte una intromisión excesiva en facultades reservadas a las provincias en la administración y propiedad de sus recursos naturales, afectando su dominio y explotación en violación a la Ley Federal de Hidrocarburos”, agrega.

La medida presentada por Río Negro remarca además que “entendemos que la Corte Suprema de Justicia de la Nación deberá intervenir, incluso cautelarmente para evitar que esta medida irracional genere perjuicios mayores de los que pretende subsanar”.

Política

Suárez Colman pide que declaren inconstitucional la cuarentena

Mediante la presentación de una acción judicial, busca que se declaren inconstitucionales las medidas adoptadas por los gobiernos nacionales y provinciales.

El abogado roquense y dirigente del PRO, Nicolás Suárez Colman, se presentó en la mañana del viernes (29/05) en los Tribunales Federales de General Roca, solicitando que pueda ser garantizado el ejercicio del derecho a transitar libremente y a peticionar a las autoridades administrativas y judiciales.

Con esta medida, se pretende que la justicia declare inconstitucional el aislamiento social y preventivo, decretado por el presidente Alberto Fernández el 20 de marzo. “Desde un principio, fue decretado violando normas constitucionales, tratados e instrumentos internacionales de Derechos Humanos, obligando al confinamiento de las personas, e impidiéndoles trabajar libremente”, aseguró Nicolás Suárez Colman.

Sobre la respuesta de la ciudadanía en las primeras instancias del aislamiento, aseguró que “todos entendimos desde un primer momento que era importante cumplir las medidas de restricción por la cuestión sanitaria, para que, además las autoridades pudieran determinar como mitigar riesgos y preparar el sistema de salud”.

Sobre las afirmaciones del presidente y referentes judiciales, afirmó que “por un lado el presidente nos dice que va a durar lo que tiene que durar y por otro lado los jueces de la corte suprema reconocen que hay un grave riesgo de autoritarismo”. Asimismo, señaló que, estando próximos a cumplir 70 días de aislamiento “las autoridades tuvieron tiempo suficiente para tomar las decisiones”.

Además, Colman hizo mención a las medidas y protocolos adoptados por las provincias y los municipios. “Lo que ha sucedido es gravísimo, han adoptado medidas completamente ilegales y abusivas, estableciendo reglas poco claras que ni quienes deben aplicarlas las entienden correctamente, esto es sin duda un peligro”, expresó.

El dirigente macrista remarcó además la conciencia que se ha generado en la población en este último tiempo. “Todos tenemos en claro como cuidarnos, que debemos hacer y como evitar poner en riesgo a otros” concluyó.

Continuar leyendo

Gremios

Para Aguiar “sectores del PRO y Espert militan la muerte con la marcha anticuarentena”

El dirigente sindical señaló que “las manifestaciones no son espontáneas, violentan las normas y atentan contra la salud de terceros”.

El secretario adjunto nacional de ATE, Rodolfo Aguiar, repudió las marchas realizadas el sábado en los distintos puntos del país en contra de la cuarentena y criticó que “no tienen nada de espontaneidad” sino que, “por el contrario, muestran un fuerte contenido político”, apuntando directamente contra un sector del PRO y al dirigente liberal José Luis Espert. “Están convocando a militar por la muerte”, disparó.

A pesar de que el AMBA es la principal zona afectada por la pandemia con más de 700 casos diarios, según el último informe oficial, decenas de personas se reunieron en el obelisco con este reclamo. “Ésta es una expresión callejera de aquellos sectores que ejercen presión todos los días para romper la cuarentena. Aquí no tenemos que preguntarnos cuándo termina, sino cómo hacemos para sostener la herramienta sanitaria más eficaz que se conoce para combatir al coronavirus hasta tanto se encuentre la vacuna o un tratamiento adecuado”, evaluó Aguiar. La última prórroga del aislamiento social oficializada en el DNU 493/20 establece la continuidad de la misma hasta el 7 de junio con posibilidad de una nueva extensión.

Muchos de los manifestantes participaron sin barbijos ni elementos de protección personal, por lo que el adjunto estatal consideró que “estas acciones tienen que preocuparnos porque no sólo violentan las normas, sino que ponen en riesgo la salud de todos los habitantes. No hay que descartar que el objetivo sea lograr cierta desestabilización para favorecer los intereses de los especuladores financieros y los grandes grupos económicos de nuestro país”, agregó.

A pesar de que muchos sectores desprestigian la cuarentena y a quienes la respaldan, tildándolos en muchos casos de oficialistas, Aguiar concluyó con que “nosotros no defendemos a ningún gobierno porque los funcionarios siempre tienen quien los defienda. Nosotros tenemos la responsabilidad de cuidar derechos y en este caso se trata del derecho a la salud de millones de trabajadores, jubilados y sectores sociales”.

Continuar leyendo

Opinión

Las grietas y la pandemia

Nota de opinión por Pablo Gustavo Díaz, consultor en marketing político.

¿Cuántos como yo no se ilusionaron con el fin de la maldita grieta que divide políticamente a los argentinos, aquel 19 de marzo en que el presidente Alberto Fernández anunciaba la instauración de la cuarentena nacional, rodeado por los máximos dirigentes provinciales de cada partido político nacional? Parecía que venía un nuevo país dónde no solo la dirigencia política sino toda la dirigencia en general se encaminaba a un gran abrazo fraterno y solidario para luchar contra ese “enemigo invisible” que amenazaba nuestra existencia.

¿Cuántos como yo no se ilusionaron con el inicio de un tiempo de unión nacional en paz, armonía y solidaridad social, en aquellas templadas noches de marzo, al ver a nuestros vecinos salir a la ventana y balcones de sus casas para aplaudir a nuestros “héroes” en esta guerra, los agentes de la salud?

Muy pocos sin dudas.

“De acá saldremos mejores”, pensó como yo seguramente la mayoría.

Pero como todo sueño duró muy poco y no tardamos al despertarnos, en ver que aquello era una fantasía. Una expresión de buenas intenciones, pero no tan buenas (parafraseando a Guido Kaczka).

De la unión nacional pasamos a cerrar fronteras provinciales, vallar accesos a ciudades y hasta fajar puertas de camiones de transportistas para impedirles a los choferes bajar de sus camiones en las estaciones de servicio, ni siquiera para ir al baño, por temor al contagio de coronavirus.

Del aplauso homenajeante a los médicos pasamos a imputarlos penalmente y pegarle carteles en sus puertas y ascensores de edificios exigiéndoles que se vayan a vivir a otra parte, por temor al contagio de coronavirus.

Del apoyo político cerrado a la cuarentena pasamos al “anticuarentenismo” como nueva expresión de la grieta política que pretende seguir manteniendo vigente la división de los argentinos.

La eterna dicotomía del “ellos” y “nosotros” se muestra inconmovible. Sólo nos da, de cuanto en cuanto, pequeños respiros ilusorios que duran cada vez menos tiempo.

“De lo más alto a lo más bajo de la sociedad se crea un clima de desconfianza mutua, recelo y competencia a degüello y, en medio de ese clima, las semillas del espíritu colectivo y de la ayuda mutua se asfixian, se marchitan y decaen”, afirmaba el gran filósofo Zygmunt Bauman en su ensayo póstumo “Síntomas en busca de objeto y nombre” (editorial Seix Barral).

Cada vez estoy más seguro que esa “nueva normalidad” que de la que tanto se ha hablado no llegará nunca. Por lo menos con las bondades que la había imaginado. Se muestra la vuelta a la vieja normalidad. De acá dudo que salgamos mejores.

Pablo Gustavo Díaz.
Consultor en marketing político.

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad