Seguinos

Agro

Pagaron la fruta por debajo del precio mínimo y deberán compensar en dólares al productor

Son casi 300.000 U$S.

El Juzgado Civil N° 1 de Roca condenó a una exportadora de manzanas y peras a pagar a una empresa productora la deferencia entre lo efectivamente liquidado por la fruta y el “piso” establecido por la Mesa de Contractualización Frutícola. La suma, definida mediante una pericia contable, es de 291.000 U$S a favor del productor.

La sentencia fue dictada el pasado 6 de septiembre y aún no se encuentra firme, puesto que puede ser apelada y eventualmente modificada por tribunales superiores.

La demanda fue impulsada por la firma Ejesa S.A. contra la exportadora Standard Fruit Argentina S.A., por una errónea liquidación de los saldos de los contratos de compraventa de manzanas y peras de las temporadas 2009 a 2012, los que totalizaban algo más de 3,5 millones de kilos de fruta.

El productor señaló en su demanda que “cumplió con todas las obligaciones a su cargo, entregando la fruta comprometida en calidad y cantidad” pero “cuando se efectuaron las liquidaciones advirtió que las sumas liquidadas arrojaban un valor por kilo de fruta sensiblemente inferior al precio mínimo promedio establecido por la Mesa de Contractualización Frutícola”. Sostuvo que en respuesta a sus reclamos extrajudiciales le indicaron que “lo abonado se ajustaba al contrato” y alegó que “el precio fijado por la compradora es injusto y un abuso de su posición dominante en el mercado”. Invocó, además, la regulación protectiva de las leyes provinciales de Transparencia y de Contractualización Frutícola.

Por su parte, Standard Fruit Argentina indicó en cuanto al valor de la fruta que ambas partes acordaron por contrato tomar un “precio referencial”. Sin embargo, el análisis de las cláusulas llevó a la jueza a advertir “la fijación de un precio referencial a la sola voluntad del comprador”.

La empresa alegó además no estar adherida al Régimen de Transparencia Frutícola “por lo que no son alcanzados por dichos beneficios”. En ese punto, consideró inconstitucionales e inaplicables al caso la Ley Provincial N° 3611 (de Transparencia Frutícola), la Ley Provincial N° 3993 (de Contractualización Frutícola, que crea la “Mesa de Contractualización” para la definición anual de costos y precios de la fruticultura), y las resoluciones de la Mesa.

Las leyes de Transparencia y Contractualización

La Ley N° 3611 estableció en 2002 un “régimen para la vinculación entre la producción, empaque, industria y comercialización de frutas en la Provincia de Río Negro, el cual tendrá por objeto dar certeza jurídica a la relación entre las partes y acompañar la variabilidad del negocio en forma ágil y transparente”.

“No se advierte motivo jurídico alguno para declarar la inconstitucionalidad de la mencionada ley, pues sólo aporta un control para las operaciones de comercialización de la fruticultura en la provincia”, definió la jueza en su fallo.

Por su parte, la Ley 3993 creó en 2005 la “Mesa de Contractualización Frutícola”, que define “anualmente los costos y precios” para la “producción, conservación, acondicionamiento e industrialización, así como las condiciones de pago y las cláusulas de ajuste de los valores” de la fruta de pepita y fija el precio mínimo de referencia de la fruta.

Ante el planteo de inconstitucionalidad de esa ley, la jueza respondió con lo ya resuelto por el Superior Tribunal de Justicia en 2014, en el expediente Nº 26673/13-STJ: “…no ha demostrado de qué manera la norma que ataca contraria a la Constitución Nación y/o Provincial, ni ha precisado y acreditado fehacientemente el perjuicio que le origina la integración de los contratos con el precio establecido mediante los mecanismos que la citada ley prevé”.

“Como una entidad dedicada a la comercialización y exportación de frutas, debe cumplir con las pautas fijadas por el Estado para el control de dicha comercialización, y esto es precisamente lo que hacen estas leyes, fijar el control estatal en la comercialización de frutas en la Provincia, como una manera de contralor frente a la diferencia de entidad de las partes intervinientes, esto es, productor y empacador o exportador”, recordó el fallo.

Según definió la jueza, las leyes mencionadas “vienen a suplir la posición dominante de estas empresas que, siendo los principales exportadores, dominan el mercado y son hasta reguladores del precio. Por ello, las leyes citadas condicionan las contrataciones a efectos de poner límite a los excesos que se pudieran cometer en la comercialización de frutas, dado la disparidad de las partes contratantes”.

Pericia contable

Ambas partes aceptaron en el juicio realizar una pericia que coteje los registros contables de cada empresas. El perito analizó los totales de venta de “fruta embalada” y “fruta de descarte” de los períodos 2009 a 2012. Según el precio mínimo de la “Mesa” que debía respetarse cada temporada, por la fruta embalada quedó un saldo de U$S 119.238 a favor del productor y por la fruta de descarte faltó pagar U$S 171.811, lo que totalizó U$S 291.049, que es el capital de la condena civil.

“Se entiende que la contienda de si el precio era el fijado por la empresa o el fijado por la Mesa de Contractualización Frutícola, al rechazarse la inconstitucionalidad de las leyes N° 3611 y N° 3993, es claro que el precio mínimo para los contratos de frutas era el fijado por dicho organismo”, aclaró la jueza en su fallo.

Agro

Recomiendan la declaración de la emergencia agropecuaria nacional para Río Negro

La medida alcanza, entre otras, a las producciones ganadera, hortícola y frutícola afectadas por inundaciones, tormentas de lluvia y granizo, incendios y heladas tardías.

La Comisión Nacional de Emergencias y Desastre Agropecuario (CNEyDA) encabezada por el secretario de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial, Santiago Hardie, acompañado por el subsecretario de Coordinación Política, Hugo Rossi, se reunió ayer (17/09) para evaluar la situación de las provincias afectadas por diversos fenómenos meteorológicos y físicos, elevando al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Miguel Etchevehere, la recomendación de declarar la emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, a nivel nacional en las provincias de Río Negro, Mendoza y Santiago del Estero.

En el marco de la Ley N° 26.509, para la provincia de Río Negro, se recomendó declarar el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, por un plazo de 1 año, desde el 6 de agosto de 2019, para los productores frutihortícolas, de frutos secos y de vid, de las localidades de Allen, Cervantes, Cinco Saltos, Cipolleti, General Enrique Godoy, General Roca, Ingeniero Huergo, Fernandez Oro, Villa Regina y Chichinales del Departamento General Roca; la localidad de Conesa del Departamento General Conesa, la localidad de Río Colorado del Departamento Pichi Mahuida y las localidades de Lamarque, Chimpay y Luis Beltrán del Departamento Avellaneda afectados por el fenómeno de tormentas de lluvia y granizo acaecidos entre los meses de octubre de 2018 a febrero de 2019. Asimismo, se determina que el 6 de agosto de 2020 es la fecha de finalización del ciclo productivo para las explotaciones agropecuarias afectadas.

Por su parte, la Comisión en relación a Santiago del Estero, encomendó ampliar la declaración prevista por el Decreto Provincial N°49/2019 y la Resolución N° RESOL-2019-19-APN-SGA#MPYT del 24 de enero de 2019 de la entonces Secretaría de Gobierno de Agroindustria, e incorporar a la declaración a las explotaciones agropecuarias damnificadas por inundaciones ubicadas en las localidades de Malbrán, Colonia Libertad, La Aurora, Quebrachitos, El Tropezón, El Guazuncho, Las Abras, El Oso, Campo Alegre y Palmar del Departamento Aguirre; y las localidades La Providencia, La Recompensa y El Aybal del Departamento Mitre a la declaración del estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, por un plazo de 12 meses, a partir del 1 de enero de 2019.

Mientras que para la provincia de Mendoza, se recomendó declarar el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, a partir del día 3 de septiembre de 2019 hasta el 31 de marzo de 2021 para los productores agropecuarios cuyas explotaciones hayan sido perjudicadas por heladas tardías, durante el ciclo productivo 2019/2020, que desarrollan su actividad en diversos distritos de los Departamentos Guaymallén, Las Heras, Lavalle, Luján de Cuyo, Maipú, Junín, La Paz, Rivadavia, San Martín, San Carlos, Tunuyán, Tupungato, General Alvear y San Rafael. Asimismo, se determina que el 31 de marzo de 2021 es la fecha de finalización del ciclo productivo para las explotaciones agropecuarias afectadas.

A su vez, se recomendó declarar el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, desde el 20 de julio de 2019 y hasta el 31 de diciembre de 2020, a las explotaciones ganaderas perjudicadas por incendios registrados el 20 y 21 de julio de 2019, que se encuentran ubicadas en los Departamentos Tupungato y Luján de Cuyo. Asimismo, se determina que el 31 de diciembre de 2020 es la fecha de finalización del ciclo productivo para las explotaciones ganaderas afectadas.

De la reunión de la Comisión participaron el subsecretario de Fruticultura de Río Negro, Javier de Azevedo; el jefe de Gabinete del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía de la Provincia de Mendoza, Alfredo Aciar; y por videoconferencia el Director de Agricultura de la Provincia de Santiago del Estero, Wilson Michelini. Además, estuvieron presentes representantes del Banco de la Nación Argentina, Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, INTA, Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP); Sociedad Rural Argentina (SRA) y CONINAGRO.

Continuar leyendo

Agro

Mandarina, limón y naranja, los productos agropecuarios con más brecha de precios

La pera se pagó más de 9 veces del valor que recibió el productor, mientras que la manzana 8,5.

El consumidor pagó hasta más de 13 veces del valor que recibió el productor por la mandarina. La brecha de precios para el promedio de los 25 principales productos agropecuarios que se sirven en la mesa familiar subió 8,3% en el mes, lo que significa que en las góndolas se abonó hasta 5,6 veces más. La participación del productor en el precio se mantuvo en 23,6%.

La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agropecuarios subió 8,3% en agosto, impulsada por el aumento en las brechas de la mandarina, la cebolla, la naranja, la papa y el zapallito.

En promedio, los consumidores pagaron 5,6 veces más de lo que cobró el productor por los productos en la tranquera de sus campos, cuando en julio la diferencia fue de 5,15 veces. Pero con muchas dispersiones: mientras en la mandarina la brecha fue de 13,3 veces, en la frutilla fue de 1,73 veces.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores.

En agosto, el IPOD agrícola subió 10,6%, incrementando su brecha a 6,05 veces, ubicándose casi en los mismos valores del mismo mes del año pasado.

El IPOD ganadero, en tanto, bajó 5,4%, ubicándose en 3,68 veces, incluso 3,4% por debajo de agosto 2018.

La participación del productor en el precio final se mantuvo prácticamente estable, apenas bajó 0,3% a 23,6% promedio, desde el 23,7% el mes anterior.

Los productos con mayores brechas en agosto fueron: la mandarina, donde el precio se multiplicó por 13,3 veces desde que salió del campo, el limón con una multiplicación de 12,1 veces, la naranja con 11,9 veces, la pera con 9,4 veces, la manzana roja con 8,5 veces, el arroz con 7,3 veces, y el pimiento rojo con 6,3 veces.

Los productos con menores brechas, en tanto, fueron: la frutilla con 1,73 veces, el huevo con 2,27, el tomate con 2,31 veces, la acelga con 2,48 veces, el repollo con 3,22 veces, la carne de pollo con 3,35 veces, y la papa con 3,46 veces.

Continuar leyendo

Agro

Nuevo parque de maquinaria busca promover la producción hortícola a escala en el Alto Valle

Se espera que en las próximas semanas arribe a la zona el cuadrante láser

La Asociación Civil Agricultores de Alto Valle recibió un aporte de más de $3.000.000 para comprar un nuevo parque de maquinarias que les permitirá a las 14 familias asociadas, mejorar y fortalecer su actividad aumentando la superficie cultivada y la productividad.

“Este proyecto se trabajó hace un año y busca poder ayudar a los productores de esta zona, no sólo de nuestra organización, sino también a los alrededores”, explicó Rene Colque, presidente de la Asociación.

Se espera que en las próximas semanas arribe a la zona el cuadrante láser que incluye palón láser y carro para emisor láser, una desparramadora de guano, un arado cincel, una rastra de discos y una fumigadora manual tipo “Abelarda”.

La adquisición de un completo parque de maquinarias no sólo mejorará la rotulación y nivelación de las chacras de todos los socios, sino que mejorará la cantidad y calidad de la producción, además generará un ingreso genuino a la Asociación a partir de la prestación de servicios a terceros, trabajo muy requerido y cotizado en la región.

“Hace dos años recibimos un tractor de la Provincia y ahora, gracias a ese nuevo proyecto que presentamos al PRODERI, vamos a tener un parque de maquinarias”, agregó Colque quien aseguro que con el aumento de dólar tuvieron que readecuar la compra pero que esta se hizo finalmente a la empresa El Pato Máquinas Agrícolas y “debe llegar en las próximas semanas”.

El proyecto fue gestionado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca a través del Programa de Desarrollo Rural Incluyente (PRODERI) y significó un aporte de $3.862.785.

Desde el MAGyP se evaluó que estos nuevos equipos aumentarán la productividad de las familias generando la posibilidad de incrementar la escala comercial de sus productos.

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más visto