Seguinos

Judiciales

STJ: Ingresaron menos causas y se incrementaron las sentencias

Según un informe del primer semestre en el Poder Judicial, entraron 230 expedientes y se dictaron 330 sentencias.

Foto: Archivo (Patagonia FotoPress)

La actividad de las cuatros secretarias jurisdiccionales del Superior Tribunal de Justicia (STJ) se ve reflejada en el Informe Estadístico Semestral del Poder Judicial, que acaba de publicarse. Surge de allí que en estos primeros seis meses del año ingresaron 230 expedientes y se dictaron 330 sentencias. En comparación con el mismo periodo de 2018, bajó el número de expedientes y se incrementó la cantidad de fallos que otorgan una solución definitiva a los conflictos.

El trabajo fue realizado, como todos los años, por el Centro de Planificación Estratégica, dependiente del STJ. La publicación refleja datos desde el 1 de enero al 30 de junio del año 2019.

El STJ tiene cuatro secretarias jurisdiccionales con competencia Civil, Penal, Laboral y Originarias, ésta última para amparos y recursos de constitucionalidad. También posee una secretaria de Gestión y Acceso a Justicia.

En números la secretaria Civil recibió este primer semestre 31 expedientes. Realizó 53 fallos. En el mismo periodo del año pasado la relación fue de 43 ingresos y 50 sentencias.

La secretaria Penal, este semestre, recibió 92 expedientes y dictó 122 fallos. El año pasado fue de 76 ingresos y también 122 sentencias.

La secretaria Laboral recibió 34 expedientes con 69 sentencias dictadas. El semestre pasado se registraron 62 ingresos y 61 fallos.

La secretaria Originarias ingresó 73 expedientes este semestre con 86 fallos. En el mismo periodo 2018 hubo 75 ingresos y 64 fallos.

En comparación bajó el número de ingresos totales: en 2018 se registraron 256 expedientes con 297 sentencias. Y en 2019 hubo 230 ingresos y 330 fallos.

Judiciales

Rechazan amparo iniciado para dejar sin efecto medidas que flexibilizaron la cuarentena

El fallo aclara que “las decisiones políticas que son de exclusiva órbita del poder administrador y no del Poder Judicial”.

El Juzgado de Familia Nº 7 de Bariloche rechazó la pretensión de un amparista que requería, entre otros planteos el cese medidas tendientes a flexibilizar la cuarentena en esa ciudad dispuestas por el Estado municipal, provincial y nacional.

El Juzgado a cargo de la Jueza María Marcela Pájaro tomó la resolución este viernes 29 (Expte.N° 26851/20). Consideró pertinentes los argumentos esgrimidos por la Fiscalía de Estado y por el Ministerio de Salud de Río Negro.

La jueza Pájaro destacó la existencia de facultades que son propias del Poder Ejecutivo, a las cuales consideró “decisiones políticas que son de exclusiva órbita del poder administrador y no del Poder Judicial”.

Indicó en tal sentido que “el ejercicio del poder de policía, y de un poder de policía de emergencia como es el de disponer y definir los alcances de la cuarentena, le corresponde naturalmente de acuerdo al orden democrático vigente, al Poder administrador en sus distintos niveles” y ante ello “la misión más delicada que compete al Poder Judicial es la de saber mantenerse dentro de la órbita de su jurisdicción, sin menoscabar las funciones que incumben a los otros poderes o jurisdicciones”.

La magistrada ponderó asimismo el informe agregado por el Ministerio de Salud de la Provincia, que comunica “la disponibilidad del sistema de salud, respecto de la existencia de casos, la proyección de los mismos de acuerdo a la tasa de duplicación, el índice de movilidad social, cuanto el porcentaje de población alcanzados por las excepciones” y que han motivado que las autoridades de las tres esferas gubernamentales trabajando coordinadamente hayan coincidido en exceptuar a Bariloche de las rigurosas y extraordinarias restricciones derivadas de la pandemia.

En tal sentido afirma que “de la información brindada no surge que exista desajuste entre lo exigido por el Gobierno federal para la flexibilización de la cuarentena, lo que además debe ser analizado y evaluado con criterio estricto en tanto importa la restricción de derechos constitucionales”. En función de ello resolvió desestimar el amparo interpuesto.

Continuar leyendo

Gremios

Sitrajur aclaró que nunca “el Poder Judicial no pidió inspección de sanidad en la Ciudad Judicial”

El sindicato de los trabajadores judiciales denunció “práctica antisindical”.

El sindicato de los trabajadores judiciales de Río Negro (Sitrajur) desmintió que el Superior Tribunal de Justicia haya solicitado la realización de una inspección sanitaria en la Ciudad Judicial de Roca. En este sentido aclararon que dicha convocatoria sí había sido realizada por Sitrajur, en los días previos a que se confirmara un caso positivo de coronavirus en los Tribunales roquenses.

“Nos vemos en la obligación de desmentir lo que desde el Poder Judicial se ha comunicado y pudimos ver en medios digitales de la provincia, respecto a que la inspección en el edificio judicial de Roca conocido como Ciudad Judicial, se había pedido desde ese Poder del Estado, al igual que en el resto de la provincia”, manifestaron desde el gremio.

A su vez, detallaron que “desde el Sitrajur se requirieron las inspecciones mediante nota en papel, y recibidas por la Secretaría de Trabajo tanto en Viedma (19/05/2020) como en Roca (20/05/2020). Es decir que la inspección que se intentó realizar en la Ciudad Judicial de General Roca, fue requerida por el Sindicato, lo que es confirmado por el propio inspector en el registro audiovisual que tenemos, y que la voluntad del Poder Judicial era que el Sitrajur no participe de la misma”.

Denuncian además “que resultan absolutamente falaces las afirmaciones efectuadas por el Poder Judicial en estos aspectos, lo que termina por confirmar la práctica desleal antisindical clarísima y que tipifica la misma de acuerdo a la ley 23551”.

Desde el gremio informaron también que “se mantuvieron contactos con la directora del Hospital López Lima a fin de coordinar una visita con el Sitrajur a Tribunales para despejar dudas de compañeros, los que se encuentran con miedo en sus lugares de trabajo, de lo que también hemos avisado a Sergio Barotto (presidente del Tribunal de Superintendencia General de 2da. circunscripción) a fin de evitar situaciones como la vivida el viernes pasado que lo único que generan es perjuicio para quienes concurren a sus lugares de trabajo”.

“Exigimos al STJ que cese con estas prácticas absolutamente contrarias a la ley, y que deje de impedir la actividad sindical como se lo han requerido todos los Sindicatos Judiciales del País, los sindicatos de la Provincia de Río Negro y la Federación Judicial Argentina”, concluye el comunicado.

Continuar leyendo

Judiciales

Caso Sofía: Pidieron más de 24 años de prisión para la mamá

La sentencia se conocerá el próximo 2 de junio. La víctima falleció en Roca el año pasado, tras ser derivada desde Lamarque.

La fiscal del caso Belén Calarco solicitó la pena de 24 años y 7 meses para la mujer que oportunamente aceptó su responsabilidad penal por los delitos que el 4 de febrero de 2019 provocaron la muerte de una nena de tres años.

En relación al monto de pena la Fiscalía argumentó que “deviene de la calificación legal por la que fue declarada culpable, también por la concurrencia de delitos y en cada uno de esos delitos hay variados hechos”.

A lo anterior Calarco agregó “tengo presente las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que se desarrollaron las circunstancias. Por ello es que en la definición de los años de pena efectiva, tuve presente la edad de la nena, el tiempo que duró el maltrato, el aislamiento y alejamiento de su centro de vida, que no contaba con escolarización, cuestión que nadie podía advertir lo que la menor estaba viviendo”.

“La violencia sistemática de las dos personas mayores a los otros dos menores de edad, insultos y vejaciones, como hacerla pasar hambre, frio, hacerla dormir parada, duchas frías, cortarle el pelo y en partes dejarla pelada”, dijo la representante del Ministerio Público Fiscal.

“Del informe de autopsia traigo a colación las lesiones que le causaban dolor físico, el impacto y stress psíquico que le provocaron, como quemaduras con cigarrillos, cortes en las plantas de los pies y manos. Además agrego en este punto los abusos sexuales, la cosificación de la niña como objeto sexual”, explicó Calarco vía la aplicación Zoom.

“Durante la internación en Roca pudimos acreditar que la señora se mantenía alejada de la situación, no respondía a los operadores del área de niñez ni de salud respecto de las preguntas que se le hacía por ser la madre de la niña”. Haber solicitado el certificado de defunción antes de conocer la noticia de la muerte de la pequeña también lo tuvo presente el Ministerio Público Fiscal.

“No podemos dejar de mencionar el impacto psicológico y físico en la niña si hubiera estado viva, alteraciones emocionales, cognitivas, que la habrían acompañado de por vida”, resaltó Calarco.

La fiscal subrayó la pericia realizada por la psicóloga del Cuerpo de Investigación Forense en relación a la evaluación del estado y la edad, en este caso de 3 años, cómo afectan las vivencias sufridas tanto por ella y cómo ello repercute en el grupo de menores.

“Este análisis refleja el impacto en la psiquis y en la integridad psico-física que podría tener en los hermanitos de la niña los hechos vividos por quien falleció. Fue de suma importancia para evaluar el monto de pena”, explicó Calarco.

Finalmente, la fiscal del caso expresó que “es llamativo como todos los testigos se sintieron interpelados por la actitud de la señora respecto de la desaprensión en relación a su hija, a su estado de salud, y los relatos que pudo realizar la pequeña antes de fallecer”.

Oscar Mutchinick, el defensor público penal que asiste a la mujer, tras haberla asesorado, estuvo de acuerdo con el monto de pena y la mujer aceptó la misma, e insistió en la culpabilidad de su ex pareja en los hechos.

El defensor explicó que “tenemos presente para aceptar esta pena que el impacto de las cárceles en la vida de las mujeres es mucho mayor al que se experimenta en los hombres”.

El Tribunal de Juicio compuesto por Fernando Sanchez Freytes, Maria Gadano y Emilio Stadler darán a conocer la sentencia definitiva el próximo martes 2 de junio.

La calificación legal

La calificación legal por la que deberá responder con los 24 años y 7 meses solicitados por el Ministerio Público Fiscal es la de ser: “autora de lesiones leves calificadas por el vínculo reiteradas en un número indeterminado de veces; partícipe necesaria de abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización reiterado doblemente calificado por el vínculo y por la convivencia preexistente con un menor de 18 años; autora de desobediencia a una orden judicial; como co-autora de abandono de persona seguida de muerte calificado por el vínculo; como autora de tenencia ilegal de pornografía infantil agravada por la edad de las víctimas. Todo en concurso real”.

El hecho

Los hechos sucedieron en “Lamarque, durante octubre de 2018 y posteriormente, en el domicilio familiar. Duraron hasta que la niña fue ingresada al hospital de dicha el 1 de febrero de 2019, falleciendo en el Sanatorio Juan XXIII en Roca 3 días después”, comenzó describiendo la fiscal.

“En esas circunstancias, es que ella y su pareja, en forma conjunta e individualmente -con conocimiento y anuencia del otro- ejercieron maltrato físico y psicológico, contínuo y sistemático contra la niña”.

Además, el hombre abusó sexualmente de la nena, en varios oportunidades, aprovechando su calidad de guardador y conviviente, sin oposición de la madre, y a consecuencia de ello, la niña contrajo “trichomonas vaginalis”.

“Lo anterior violó la resolución de la Jueza de Paz de Lamarque dictada el 16 de octubre de 2018 que les ordenó a ambos la prohibición de realizar actos violentos o cualquier otra violación de los derechos de los niños y niñas, medida dictada para resguardar tanto a la niña fallecida como a sus dos hermanitos”, describió Calarco.

Se agrega que al momento de su detención, la madre tenía en su celular 18 fotos de pornografía infantil, tal como pudo constatar la pericia realizada por la Oficina de Investigación de Telecomunicaciones (OITel) del Ministerio Público.

La Fiscalía además proporcionó el dato de que entre el 26 y el 31 de enero de 2019, tanto el padrastro como su madre le dieron a la nena golpes en la zona abdominal que fue el punto de partida de la peritonitis sufrida.

“Esto derivó en un síndrome de disfunción multiorgánica por shock séptico y que produjo su muerte. La niña no fue asistida ni por su madre ni por el hombre, pese a que por varios días presentó dolor abdominal, vómitos y fiebre. No la llevaron inmediatamente a un centro de salud, y a consecuencia de todo este devenir descripto es que abandonaron a la nena a su suerte, y por dicho abandono, es que falleció”.

Plexo probatorio

La Fiscalía mencionó más de 30 personas como testigos, entre ellos vecinos de las diversas viviendas que la señora habitó con sus hijos, como también los empleados policiales de las diferentes localidades en las que vivieron, médicos que intervinieron en el devenir de la salud de la niña.

El acta de intervención de la Comisaría Tercera de Roca y la denuncia penal realizada por el médico del sanatorio donde estaba internada la nena. También figuran como testigos de este proceso los médicos del Cuerpo de Investigación Forense del Poder Judicial, así mismo personas que compartieron espacios de internación de la niña junto a la mujer.

Informes varios de pericias realizadas por la Oficina de Investigación de Telecomunicaciones (OITel) del Ministerio Público. “De todas surge la pornografía, los mensajes enviados entre ambos imputados acerca de los hechos, las búsquedas respecto de las consecuencias de abuso sexual”, dijo Calarco.

La Fiscalía enumeró además los secuestros de libros de actas de los hospitales de Lamarque, de enfermería del mismo hospital, de radiología, de Choele Choel, de la guardia.

También la historia clínica de la niña cuando pasó por la ciudad de Regina, del Hospital de Roca y del sanatorio donde falleció.

Se mencionaron los allanamientos en el último domicilio de la familia concretado por la Fiscalía descentralizada de Choele. “Esto derivó en estudios que hizo el Gabinete de Criminalística, que luego determinó hallazgos específicos de abuso sexual infantil”, aclaró Calarco.

Oportunamente, Calarco realizó un coloquio médico entre los médicos forenses del Poder Judicial, junto al médico que intervino a la pequeña en el Juan XXIII y un perito de parte, quienes tuvieron presente la totalidad de los estudios médicos tanto de la niña en vida como luego de fallecida, la autopsia, como aquello que se envió a analizar al Laboratorio Genético Forense de Bariloche.

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad