Seguinos

Judiciales

Cirujano se volvió alérgico al látex: es una enfermedad profesional que debe ser indemnizada

Se trata de un médico del Hospital Francisco López Lima que renunció en 2017 por la imposibilidad de seguir operando.

Un médico cirujano que desarrolló una grave alergia al látex deberá ser indemnizado por la ART Horizonte, luego de que la Cámara Primera del Trabajo de Roca reconociera su dolencia como una “enfermedad profesional” incapacitante.

El profesional trabajó en Salud Pública de la provincia desde 1996, en el Hospital Francisco López Lima de Roca, y renunció en 2017, luego de pasar los últimos años asignado a tareas administrativas por la imposibilidad de seguir operando.

Como cirujano siempre debió utilizar guantes de látex para la prevención de infecciones, y en 2007 comenzó a sufrir las primeras manifestaciones de picazón en las manos. Según se acreditó en el juicio laboral, las reacciones en la piel se fueron agravando y a eso siguieron complicaciones respiratorias cada vez más agudas, hasta que en julio de 2011, durante una cirugía prolongada que demandó varios cambios de guantes, no pudo terminar de operar por un severo broncoespasmo que requirió internación.

Fue tras ese episodio que el cirujano realizó la denuncia ante la ART y solicitó un cambio de servicio, por la imposibilidad de seguir trabajando en el quirófano.

En el juicio se explicó que si bien existen guantes de otros materiales, libres de látex, los mismos “no pueden esterilizarse” para las cirugías. Otra opción fue el uso de guantes de nailon debajo de los de látex, pero la provisión en el hospital era muy irregular. En la guardia como cirujano, según explicó el trabajador, “se utilizan 30 o 40 pares de guantes por cirujano”.

Sin embargo, primero Horizonte y luego la Comisión Médica negaron la existencia de una enfermedad profesional y de una incapacidad y calificaron la dolencia del médico como una “enfermedad inculpable”, es decir, no derivada de su tarea laboral. Uno de los argumentos fue que las patologías causadas por el látex no están reconocidas en el listado de enfermedades profesionales que enumeran la Ley 24.557 (Ley de Riesgos del Trabajo) y el Decreto 658/96.

Luego de pasar períodos sin asignación de funciones y casi cuatro años de tareas administrativas, el médico renunció, al no poder realizar las guardias, que significaban una importante proporción de sus ingresos.

La Cámara Laboral, siguiendo la pericia médica judicial, reconoció que la enfermedad del médico cumplía todos los requisitos para ser considerada una “enfermedad profesional”. Aclaró que si bien la hipersensibilidad al látex, la dermatitis de contacto y el broncoespasmo no están expresamente previstos en el listado de la ley, sí están reconocidas como enfermedades profesionales por la OIT (Organización Internacional del Trabajo).

Tras evaluar todos los antecedentes y la pericia, la Cámara concluyó que el médico presenta una incapacidad laboral permanente parcial y definitiva del 65 %, derivada de una enfermedad profesional. “Acreditado que las secuelas incapacitantes que presenta el accionante guardan debida relación con tareas que aquél prestaba bajo relación dependiente, el reconocimiento del carácter profesional de la dolencia y del consecuente porcentaje de minusvalía por parte del órgano judicial resulta insoslayable”, indicó el Tribunal.

Al mismo tiempo, la Cámara declaró la inconstitucionalidad del artículo de la Ley de Riesgos del Trabajo que limita el reconocimiento de las enfermedades profesionales a un listado cerrado.

Judiciales

Docente se enfermó, se tomó licencia y nunca le pagaron

La Justicia falló a su favor y ahora el Consejo Provincial de Educación deberá abonarle los dos meses que le debe.

Una docente que se desempeñaba como vicedirectora suplente en una escuela secundaria de Alto Valle reclamó ante la Cámara Laboral de Cipolletti por una situación de irregularidad respecto de la percepción de su salario. Es que durante una licencia por enfermedad dejó de cobrar su sueldo por dos meses seguidos. Los jueces ordenaron pagarle lo adeudado.

La trabajadora consignó en la demanda que la Junta Médica interviniente dispuso reposo laboral por patología de largo tratamiento. Ese certificado fue extendido, a través de distintas renovaciones, desde el 24 de febrero de 2017 hasta el 19 de febrero de 2018.

Sin embargo la mujer advirtió que no había percibido sus salarios correspondientes a septiembre y octubre de 2017, es decir mientras permanecía de licencia por enfermedad.

Los jueces consignaron en el fallo que  “lo decisivo y jurídicamente relevante es advertir que durante los dos períodos mensuales objeto de reclamo (Septiembre y Octubre de 2017), la actora se encontraba afectada de Licencia Médica por Razones de Salud y consecuentemente, debe reconocerse su derecho a percibir pago de los haberes correspondientes, atento su justificación tempestiva de dicha imposibilidad de prestar servicios y su pleno derecho a ser remunerada por dicha causa de conformidad a la normativa en vigencia”.

En función de esos y otros argumentos jurídicos la Cámara del Trabajo de Cipolletti hizo lugar a la demanda y condenó al Consejo Provincial de Educación de Río Negro a abonar a la docente la suma de $111.110,54 más intereses en concepto del pago de salarios de los meses se septiembre y octubre de 2017.

Continuar leyendo

Judiciales

Una joven denunció a su padre por violencia y pide respuestas de la Justicia

Junto a su hermana se fueron de su casa. “Toda la vida le pegó a mi mamá y a nosotros cuando empezamos a crecer”, dijo.

A través de las redes sociales, y buscando que de una vez por todas lleguen las respuestas por parte de la Justicia, Maiara Martínez, 19 años, contó el calvario que vivió durante años en su propia vivienda. Y el acusado es su padre, Cristian Javier Martínez.

Para ampliar detalles de la denuncia, la víctima se acercó a los estudios de Ahí Vamos (de lunes a viernes de 7 a 10 por La Super FM 96.3) y explicó que “recuerdo hechos de violencia de mi papá desde el 2008. Pero esto sucedería hace mucho”.

La joven se cansó de lo sucedido en 2006 y con el acompañamiento de su novio y la madre de él, fue a la Justicia a denunciar violencia doméstica, verbal, psicológica y física. “Es muy agresivo, siempre fue con mi mamá, después cuando fuimos creciendo fue con nosotros. Tengo tres hermanos, con mi hermana nos fuimos. Quedan en mi casa mi mamá y mis dos hermanitos”, añadió.

“Mi novio y mi suegra me ayudaron mucho. En 2016 sentí que me iba a matar por eso hice la denuncia. Me dejó cinco dedos marcados en el cuello y me dio la cabeza contra la pared. Pero eso fue peor, porque en el momento que se enojaba explotaba 3 veces más por las denuncias”, indicó.

“Necesito que la Justicia actúe por mis hermanos sobre todo”, agregó Maiara.

“Con mi mamá se separaron un tiempo, pero seguía pegándole igual y después volvieron a estar juntos. Es como que mi mamá no reacciona”, lamentó la joven.

Detalló Maiara que “hay una perimetral, no puede acercarse a menos de 200 metros de mi hermana y de mí. Tenemos mucho miedo”.

La causa está a cargo de la jueza Moira Revsin.

Continuar leyendo

Judiciales

Pasantías judiciales 2020: asignaron sus lugares a 50 estudiantes de la FaDeCS

Los futuros pasantes realizarán sus experiencias en organismos judiciales de Roca, Regina y Cipolletti.

En una nueva instancia del convenio de pasantías educativas que vincula al Poder Judicial de Río Negro y la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional del Comahue, este viernes se realizó en Roca la reunión general para asignar a cada estudiante el organismo judicial donde cumplirá su experiencia laboral-educativa el próximo año.

Encabezaron el acto el juez designado por el Poder Judicial y docente de la carrera de Derecho, Daniel Tobares; la vicedecana de la Fadecs, María Raquel Calvo; Silvia Berry por la Secretaría de Extensión de la Fadecs; la representante local del área de Gestión Humana del Poder Judicial, Teresa Dinamarca; el tutor académico por el Departamento de Derecho Público de la Fadecs, Fabián Rojas; la docente Mariela Garabito por el Departamento de Derecho Privado, y la alumna Bárbara Stefania Fuentes Contreras por el Centro de Estudiantes.

El proceso de pasantías comenzó con la convocatoria abierta y la inscripción voluntaria de los estudiantes, seguida de la elaboración de un orden de mérito de los inscriptos por parte de la Universidad, en función de la cantidad de materias aprobadas y el promedio general de los interesados, teniendo en cuenta la cantidad de organismos judiciales con disponibilidad en Roca, Regina y Cipolletti.

Este viernes (15/11), finalmente, se realizó una reunión ampliada en el Auditorio de la Ciudad Judicial con la presencia de los 50 estudiantes convocados, para establecer el destino que se asignará a cada uno dentro del Poder Judicial, definido principalmente según sus perfiles, su ubicación en el orden de mérito y la preferencia de fuero manifestada por los pasantes.

La distribución fue de seis estudiantes para las dos Cámaras Laborales de Roca; dos para la Cámara Civil de Apelaciones; cinco para los Juzgados Civiles de Primera Instancia de Roca; seis para los dos juzgados de Familia de Roca; cuatro para las Defensorías de Pobres y Ausentes del fuero Civil; uno para el Centro Judicial de Mediación; once para las distintas Unidades Fiscales del fuero Penal; uno para la Fiscalía de Villa Regina; uno para la Defensa Penal Pública; dos para el Juzgado de Ejecución Penal, tres para las Oficinas Judiciales de Roca y Regina y una para el Juzgado de Paz de Roca.

En total son 43 futuros pasantes que realizarán sus experiencias en organismos judiciales de Roca y Regina, más 7 que serán próximamente asignados a organismos judiciales de Cipolletti.

Continuar leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más visto