Seguinos

Judiciales

Por no reconocer a su hijo, deberá indemnizarlo con $180.000

La sentencia consigna que la madre tuvo que transitar un juicio de filiación y otro en el que reclamó alimentos.

Un fallo del fuero de Familia de Cipolletti condenó a un padre a pagarle $180.000 a su hijo en concepto de daño moral por no haberlo reconocido. La sentencia consigna que la madre tuvo que transitar un juicio de filiación y otro en el que reclamó alimentos. El niño consiguió llevar el apellido del progenitor cinco años después de haber nacido y por una orden judicial.

La sentencia es de la jueza de Familia Marissa Palacios y aún no está firme porque puede ser apelada. Se consigna que el progenitor no reconoció espontáneamente al niño a pesar de que en medio del proceso la pericia de ADN determinó que la probabilidad del vínculo filiatorio entre el progenitor y el nene era superior al 99,99%.

El reconocimiento se hizo recién el 20 de agosto de 2015 cuando una sentencia ordenó la inscripción registral del niño con el apellido de su padre. Para ese entonces ya habían transcurrido cinco años desde su nacimiento.

Respecto de la pericia de ADN la magistrada consideró que “una vez obtenido este resultado, el demandado, nada hizo a los efectos de que su hijo pudiera ejercer su derecho a la identidad, sino que F. debió esperar al dictado de la sentencia para materializar dicho derecho de raigambre constitucional. Ha quedado demostrado que la conducta del demandado ha sido consteste se ha mantenido renuente en el cumplimiento de su deber, implicando que la actora debió transitar todas las etapas del trámite de filiación para lograr su pretensión. Y sostengo conteste porque la Sra. N., no sólo debió recurrir a la protección judicial en pos del ejercicio del derecho de identidad de su hija, sino que también debió accionar a los efectos que el demandado cumpla con su obligación alimentaria”.

“Es oportuno recordar que, al tener el hijo el derecho a gozar del emplazamiento familiar que se corresponda con su realidad biológica en virtud de lo dispuesto por los arts. 7 y 8 de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, Niña y Adolescentes, el padre tiene el deber jurídico de reconocerlo, pues el hecho de que el reconocimiento sea un acto voluntario y unilateral no lo convierte en discrecional, y no queda librado a la autonomía privada del sujeto reconociente. En ese sentido, quien incumple con el mentado deber jurídico conociendo la existencia de un hijo suyo debe responder ante los daños ocasionados”, dice el fallo.

En función de esos argumentos, la jueza impuso una condena de daño moral por el monto de $180.000.

Judiciales

Allanaron una carrera de galgos e imputarán a los organizadores

Es por infracción a la Ley 27.330. Además también podrían ser juzgados los dueños de los perros.

La fiscal Vanesa Cascallares realizó ayer (8/12) un allanamiento en el marco de una carrera ilegítima de perros galgos en un predio de la localidad de Ingeniero Huergo. Este lunes se formularán cargos a sus organizadores.

“La investigación se inició de oficio, y alrededor de las 8.00 de la mañana personal de prevención identificó movimientos relacionados con la actividad como camionetas y caniles, además de escuchar ladridos de perros”, dijo Cascallares.

Cerca de las 11.00 “nos constituimos en el lugar y se constató que se estaba desarrollando una carrera de este tipo. Logramos detener a dos organizadores a quienes se le formularán cargos por infracción a la Ley 27.330”, explicó la fiscal.

“Intervino en la medida personal policial de la Comisaria N° 16 de Huergo y en el procedimiento se logró identificar a dueños de los animales a quienes oportunamente se les imputará el delito. Además “se secuestraron elementos que son relevantes por su relación con la actividad desarrollada, entre ellos caniles y gran cantidad de números de salida de los animales”, describió.

“La falta que se registró puede endilgarse tanto a quien organiza el evento como a quienes ponen a sus perros a disposición”, finalizó la fiscal.

Continuar leyendo

Judiciales

Imputaron a cuatro médicos del Hospital por homicidio culposo

Es por la muerte de Stella Maris Vega, quien falleció en julio después de una ligadura de trompas.

El fiscal del caso Luciano Garrido imputó a cuatro médicos del Hospital Francisco López Lima el delito de homicidio culposo cuya víctima fatal resultó Stella Maris Vega.

Según la acusación fiscal, “la señora se internó el 10 de julio en el nosocomio para someterse a una operación de ligadura de trompas de Falopio, a través de una laparoscopía. La misma fue concretada, pero registró dolor abdominal y fue intervenida nuevamente, ingresando en la Unidad de Terapia Intensiva con shock séptico, produciéndose su deceso el día 14 de julio a las 10.48 de la mañana por un paro cardiorespiratorio”.

El sustento probatorio con que cuenta la Fiscalía para esta instancia procesal es, entre otros, la denuncia penal realizada por la pareja de la víctima, la autopsia realizada por el Cuerpo de Investigación Forense, las copias de los estudios de laboratorio e historia clínica, el informe de revista respecto de la condición de médicos de los imputados.

Tanto la defensora pública penal, Flavia Rojas, como el resto de las defensas particulares no presentaron objeciones a la formulación fiscal y sus asistidos se abstuvieron de declarar en esta instancia.

Tras ello, el juez de Garantías interviniente, Julio Martínez Vivot, tuvo por formulados los cargos por el delitos de “homicidio culposo” (Art. 45 y 84 del Código Penal) y estableció un período de investigación de 4 meses.

Continuar leyendo

Judiciales

Pidieron 13 años de prisión para Bernel

El veredicto se conocerá el próximo miércoles.

Esta mañana (6/12), la fiscal jefe Teresa Giuffrida y la fiscal del caso Belén Calarco solicitaron la pena de 13 años de prisión efectiva para el ex docente de la Escuela 38 declarado culpable de abuso sexual simple agravado.

Sumado a la inhabilitación absoluta y perpetua para ejercer la docencia en todas sus formas, y la inscripción en el Registro de abusadores nacional y provincial en el marco de las Leyes N° 26.879 y N° 5.115.

“El Tribunal de juicio ha declarado culpable al imputado de 10 hechos de abuso sexual simple, que conllevan el agravante de ser el encargado de la educación de las víctimas, y el hecho de abuso sexual simple en grado de tentativa con la misma calificante, es decir que estamos en presencia de por lo menos 20 hechos”, manifestó Calarco.

“No encuentro más atenuantes para el imputado que no cuenta con antecedentes penales computables, tiene arraigo, y tiene familia a cargo. Los agravantes son varios, entre ellos que los hechos han sido realizados contra niñas y por ser su docente”.

“No podemos dejar de señalar que este delito es el segundo hecho más grave considerado en el Código Penal, son abusos simples pero agravados por las circunstancias en que sucedieron. Agregamos que hubo pluralidad de victimas, reiteración de hechos, que todas al momento de los abusos oscilaban en los 9 años, eran muy pequeñas, muy vulnerables frente a este adulto, que era un referente”, detalló la Fiscalía.

“Este hombre además de los abusos ejerció violencia física y verbal, sistemática, contra las propias victimas como a los testigos de estas circunstancias. Humillaba, amedrantaba, amenazaba a todos sus estudiantes”, mencionó.

“Para merituar la pena, hay que tener presente el espacio donde él concretó los delitos: en un espacio público, durante clases, cuando estaba cuidando del recreo, durante el ciclo escolar. Hizo aprovechamiento de estas circunstancias, y manejó este lugar a su antojo”, enumeró Calarco.

“El docente tenía la edad y la educación suficientes como para entender lo que estaba haciendo. Todo nos lleva a describir que hablamos de una conducta serial, y lo ubica en el lugar de peligroso”, culminó la representante del Ministerio Público Fiscal.

Respecto del daño, la fiscal jefe Teresa Giuffrida solicitó que se tenga en cuenta lo declarado hoy por el psicólogo, en relación a cómo ha visto a las niñas durante su tratamiento.

“El especialista dijo que había un factor fundamental en la edad de las víctimas, que cuando más pequeñas son más consecuencias hay. Además explicó que hay que tener en cuenta el vínculo, que también agrava la situación psicológica de las nenas”, dijo Giuffrida.

Finalmente, “en cuanto a la extensión del daño, el psicólogo destacó, y pedimos que sea considerado, que existe desestructuración en la vida cotidiana de las niñas y desvalorización del propio cuerpo”.

La defensa particular del imputado solicitó su absolución, sosteniendo su inocencia, “como durante todo el proceso, además esta parte realizará todos los recursos e impugnaciones que hagan al derecho de mi defendido”, dijo.

La lectura del veredicto de pena será el próximo miércoles (11/11), a cargo del Tribunal de Juicio compuesto por los jueces Gastón Martín, María Evelina Garcia Balduini y Laura Perez.

Continuar leyendo

Publicidad
Publicidad

Lo más visto