Seguinos

Opinión

La agenda municipal, ¿Quién la marca?

Nota de opinión por Federico Vasches y Pedro Videla, integrantes del Observatorio de Políticas Públicas y Sociales de Río Negro.

el

Uno de los grandes temas que ha surgido a la luz de la pandemia por el Covid-19, es el de los esfuerzos institucionales que debieron realizar las administraciones públicas y los gobiernos locales en particular. Quienes en muchas ocasiones, tuvieron que administrar y reasignar los fondos disponibles, para la pronta atención de las muchas problemáticas y la fragilidad, que desnudó esta pandemia.

Pero bien, estamos ya transcurriendo el último mes del año y de alguna manera debemos comenzar a repensar los procesos públicos en el marco de esta nueva normalidad, esta postpandemia que inclusive ya tiene los presupuestos públicos aprobados para funcionar en 2021, nos depara una rápida y concreta pregunta: la agenda municipal, ¿quién la marca?

Si bien la intención no es dar una única respuesta, debemos tener presente al momento de su diseño, algunos puntos que se conjugan para comenzar a dilucidar este asunto:

La dimensión Institucional

– un primer abordaje sería revisar la Carta Orgánica municipal, donde podríamos advertir que la mayoría de las funciones y definiciones del norte de la localidad, quedan reservadas para el Intendente

– es de esperar un papel de preponderancia de los Legisladores Comunales, en tanto representantes y conocedores del pueblo y de la localidad

– a la vez que los espacios constituidos como Consejos Locales sirven en tiempos normales, de encuentro, diálogo y generación de algunas propuestas de asesoramiento y acompañamiento al poder ejecutivo en la temática que los convoca

– hay bastante expectativa y reconocimiento en el afuera de los gobiernos locales, en toda esa acción que desarrollan las Asociaciones Civiles, las Organizaciones No Gubernamentales, los Consejos y Colegios Profesionales, los que sin dudas trabajan, en muchas ocasiones, en vías y direcciones paralelas a la de los municipios

– son bastantes los gobiernos locales que reconocen a las juntas vecinales, les garantizan organización y un área ejecutiva para su acompañamiento

– por último existen ordenanzas que garantizan Mecanismos de Participación Ciudadana, lo cual permitiría el hecho de que quienes cumplan con los requisitos, puedan hacer uso de ellos. Aún así pueden quedar vecinos que opten (o no puedan reunir lo necesario), por buscar otras vías de vinculación con las administraciones.

La construcción del concepto de Políticas Públicas

En este punto es particularmente importante entender que la mera definición de Políticas Públicas, es trascendental. Esto es lo mismo que afirmar que las políticas no son unívocas, sino que deben ser construidas en su concepto y en su ejecución, desde la comunidad, y para la comunidad.

Allí cobran particular relevancia el aporte de Eugenio Zaffaroni cuando nos ilustra que en nuestras sociedades hay vigente un “modelo de sociedad excluyente” en dónde un 30% es incluido (el que decide) y un 70% excluido (el que obedece); mientras que Álvaro García Linera, cuando se refiere ”al rol del estado en la construcción de comunidad” nos da cuenta de que las administraciones públicas no están únicamente para administrar, sino que deben liderar los procesos de cogobierno e inclusión en los territorios.

Entonces tratar de dar respuestas, de construir respuestas a las preguntas que se suceden, pueden colaborar a ello. ¿Qué son las Políticas Públicas?, ¿Para qué sirven?, ¿Cómo deben ser entendidas?, ¿Cómo pueden y deben ser medidas?, y acaso ¿Cómo se pueden mejorar y redireccionarlas hacia la sociedad?

El entendimiento de los Nuevos Desafíos

Es clave poder situarnos en el momento histórico que estamos atravesando, a la vez que también tener presente el futuro que se avecina, esta postpandemia que nos interpela y nos demanda nuevas construcciones que deben ser legitimadas y pensadas desde las bases.

Asoma el reclamo en el momento de más y un mejor Estado, uno que comprenda la importancia de la comunicación en dos direcciones y entonces vele por la garantización de nuevas vías para ello.

Este nuevo proceso de trabajo con la comunidad debe ser pensando desde la horizontalidad, y debe contener una instancia amplia de evaluación y retroalimentación, en donde las personas y las instituciones tengan participación plena y que entonces esta interacción actualice y dinamice a los gobiernos.

La necesidad de que los Gobiernos Locales se vinculen

Una de las notas más salientes en esta pandemia, ha sido la de encontrarnos frente a una ciudadanía activa. Pareciera que ya no es suficiente con el ejercicio del civismo cada 2 o 4 años, sino que ahora pretenden ser partes constantes de los procesos y decisiones democráticas.

Este nuevo rol de los vecinos, invita a repensar cómo deberían vincularse los gobiernos locales con el medio y acaso con quiénes deberían asociarse para nutrirse de prácticas, experiencias de gestión y conocimientos académicos aplicados a la administración.

Así como para la participación y comunicación ciudadana debe pensar nuevas vías y formas de comunicación, deberá también advertir esa necesidad de vincularse, de gestionarse con las Universidades Públicas Nacionales de forma diferente.

Ya no alcanza con que las autoridades de unas y otras se reúnan esporádica y concretamente para revisar la posibilidad de la instalación de nuevas carreras y participen como miembros externos o informantes en los Consejos; sino que debemos repensar los territorios y a sus actores para garantizar el potenciamiento de sus capacidades y entonces el desarrollo de las regiones, siempre con una mirada desde lo local.

La agenda de los gobiernos locales es compleja, presenta constantes restricciones de recursos para su ejecución, pero eso no libera a los municipios de su papel y su responsabilidad en el marcar y comandar el destino de su ciudad.

Entonces, ¿no sería siempre mejor tomar el desafío y asociándose comenzar a dar esos grandes debates que nos debemos y que esta pandemia dejó en evidencia, que aún estamos a tiempo de dar?

Federico Vasches y Pedro Videla
Integrantes del Observatorio de Políticas Públicas y Sociales de Río Negro.

Opinión

Día Mundial de la Actividad Física: La inactividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad

Por el Prof. Marcelo Moro, integrante de la Asociación Internacional de Educación Física (AIEF) Argentina.

el

Desde el año 2002, la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) celebra cada 6 de abril el Día Mundial de la Actividad Física, teniendo como objetivo difundir los cuantiosos beneficios que trae consigo la práctica moderada de alguna de sus manifestaciones.

Objetivos de desarrollo del Milenio OMS en Actividad Física

En el año 2000, la Argentina, junto a otros 188 países del mundo, adhirió a la Declaración del Milenio. Los principios y valores que allí se enuncian y los objetivos posteriormente consensuados han orientado los esfuerzos y la gestión social del Gobierno.

En la medida que el abordaje transversal de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) se ha profundizado se incorporaron nuevos actores y nuevos temas al debate y se han enriquecido las interacciones con miras a la construcción de una Agenda post 2020, pre pandemia CV19.

A dos años de la fecha establecida para el alcance de los ODM, existe un consenso de que esta futura agenda de trabajo debe consolidar los logros alcanzados, subsanar insuficiencias e incorporar los nuevos temas relevantes tanto de la agenda internacional como de la nacional.

Sin duda, una de las cuestiones de enorme relevancia que surgió en este principio de siglo ha sido la promoción de la actividad física vinculada a la educación permanente, el trabajo decente y al desarrollo de la capacidad productiva, en los últimos años, fuertemente a la salud y la incorporación del tratamiento de las enfermedades no transmisibles como prioridad de las políticas públicas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la inactividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad más importante en todo el mundo. Ésta aumenta en muchos países, y eso influye considerablemente en la prevalencia de enfermedades no transmisibles (ENT) y en la salud general de la población mundial.

En mayo de 2004, la 57° Asamblea Mundial de la Salud refrendó la Estrategia Mundial de la OMS sobre régimen alimentario, actividad física y salud (DPAS) después de considerar la carga creciente de las enfermedades no transmisibles (ENT) y pruebas científicas irrefutables sobre la eficacia de las intervenciones preventivas, que pueden disminuir hasta un 80% los casos de diabetes y enfermedades cardiovasculares y un 30% algunos tipos de cáncer.

Asimismo, recomendó que los Estados Miembros desarrollaran planes de acción y políticas nacionales para incrementar los niveles de actividad física de sus poblaciones.

Es esperable que el debate sobre la relevancia de la actividad física se vea plasmado en objetivos y metas incluidos en la futura agenda que, sin duda, permitirán alcanzar los objetivos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) adoptó en mayo de 2004 en el marco de la “Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud” (resolución WHA57.17), a saber:
• Reducir los factores de riesgo de enfermedades crónicas asociados a las dietas malsanas y a la inactividad física a través de medidas de salud pública.
• Incrementar la concienciación y los conocimientos acerca de la influencia de la dieta y de la actividad física en la salud, así como de los efectos positivos de las intervenciones preventivas.
• Establecer, fortalecer y aplicar políticas y planes de acción mundiales, regionales y nacionales para mejorar las dietas y aumentar la actividad física que sean sostenibles e integrales, y cuenten con la participación activa de todos los sectores.
• Seguir de cerca los datos científicos y fomentar la investigación
sobre la dieta y la actividad física.

Prof. Marcelo Moro.
Integrante de la Asociación Internacional de Educación Física (AIEF) Argentina.

Continuar leyendo

Opinión

“Queremos volver a tener protagonismo en el escenario político provincial”

Nota de opinión por Roberto Ferrero, candidato a presidente del Comité Gral. Roca por la Lista Roja Blanca Morada Verde.

el

El domingo 11 de abril los radicales de Río Negro volvemos a las urnas para definir, una vez más mediante el voto de nuestros afiliados, los destinos de nuestro centenario partido. Vamos a hacer una de las cosas que más nos gustan, y por la cual algunas veces hemos sido criticados, expresar nuestras distintas visiones internas a través del ejercicio más democrático que conocemos y una de las razones por la cual nacimos como partido: sumar voluntades en lugar de negarlas o suprimirlas.

Vale aquí aclarar que somos plenamente conscientes del contexto tan especial por el que atravesamos debido a la pandemia y que dichos actos eleccionarios deben, y serán, realizados con un exhaustivo cuidado por los protocolos aprobados por Salud Pública de Río Negro que garanticen las mejores condiciones de salubridad para que nuestros correligionarios acudan a participar con la seguridad que se merecen.

Pero aun así hemos propuesto y hasta batallado judicialmente para lograr la realización de estas elecciones, porque es necesario decirlo: si hoy estamos frente a un proceso electoral, es por voluntad y decisión de varios sectores del Radicalismo rionegrino que no solo impugnamos la ilegal resolución por la cual las actuales autoridades pretendían auto-prorrogarse los mandatos entre gallos y medianoche hasta diciembre del 2021, sino que tuvimos que iniciar acciones legales ante la Justicia Electoral para que quienes se autoproclaman “verdaderos radicales” accedieran a regañadientes a permitir que todos los afiliados se expresen mediante el voto.

Y los hemos hecho porque estamos absolutamente convencidos que las decisiones que deberán tomar las próximas autoridades de la UCR son tan importantes para nuestro futuro como expresión de los sectores progresistas de nuestra provincia, que deben ser propuestas, gestionadas y definidas por aquellos que cuenten con la legitimidad política que solo dar el ser producto de una elección directa de todos los afiliados.

Militamos y representamos a la Lista Rojo y Blanca de la UCR, porque queremos volver a tener protagonismo en el escenario político provincial, porque no nos conformamos con ser el furgón de cola de opciones políticas con casi nula inserción en la provincia, que hacen de las selfies y las redes una nueva forma de hacer política y que esperan que los medios de comunicación le trasladen la realidad nacional a Río Negro para poder presentarse como uno de los lados de una grieta que a esta altura, deberíamos saberlo, nos hace mal a todos.

Estas son las grandes cuestiones que deben zanjarse claramente y de frente a todos los afiliados luego de 4 años de experiencia en una coalición electoral que nunca fue de gestión y menos de gobierno. Deberemos decidir si volvemos a tratar representar las necesidades y demandas de la sociedad rionegrina o seguimos siendo la delegación de partidos porteños.

Roberto Ferrero.
Candidato a presidente del Comité Gral. Roca por la Lista Roja Blanca Morada Verde.

Continuar leyendo

Opinión

No sólo indignado, también muy molesto; la mierda va

Nota de opinión por Héctor Roncallo, vecino de barrio Los Olmos.

el

A fines del año pasado se rompe la conexión de cloacas en el Barrio Los Olmos, en calles Lisandro de la Torre y República del Líbano. Pasaron varios días con aguas servidas, altas temperaturas, perros tomando agua servida, bicicletas, autos, personas circulando y NADA. Aparece en este medio una noticia de la denuncia de los Concejales de Roca por la queja de vecinos. Esto se publica el el 7 de enero de 2021 y ese mismo día intervengo en el programa de Radio de la Super y ante los Periodistas manifesté que tenía doble indignación por el tiempo transcurrido de convivir con río de mierda, que no es la primera vez ya que en la cercanía desde hace más de tres años que se rompe sistemáticamente la cañería y circulan ríos en el barrio; siendo la segunda indignación que ese día algo motorizaron y supuestamente se preocuparon, ya que salió esa denuncia publicada cuestión que para quienes deben trabajar por la salud y el ambiente, lo deben hacer en forma inmediata y sin mediar la necesidad de la denuncia.

Al día siguiente 8 de enero el Gerente General de Aguas Rionegrinas, presuroso en las palabras, pero no en las acciones manifestó a este medio “…que la semana próxima iniciarán las tareas necesarias para resolver finalmente el problema”, y afirmó que “aplicaron un by pass con una bomba nueva para poder atender estas situaciones de emergencia. Luego se dejó instalada una bomba eléctrica”, todo ello con el supuesto “arreglo de que no fluya el agradable río de mierda. Claro, eso duró unos días ya que las fotos que adjunto tomadas en este instante no sólo demuestra que nadie está trabajando, sino que además el by pass no funciona y el río volvió a emerger, multiplicando no sólo los olores que durante las 24 horas del día venimos soportando desde el final del pandémico año 2020, sino que además circula nuevamente por las calles, el río.

Ahora molesto, muy molesto ya que además de tener que escuchar palabras y mentiras para decir algo sobre un claro y evidente hecho que no se soluciona, no de ahora, sino desde hace más de tres años, al menos en la zona del barrio. Muy molesto porque el gerente habló de que ellos mismos se encargarían de hacer la obra para no tener que entrar en una licitación por el tiempo que demora la misma y hasta hablo de un monto importante para la ejecución de la misma y hasta se mostró asombrado al manifestar: “…Recordó no obstante que «esta obra se licitó y se llevó a cabo en 2019, pero no sabemos porque esos 300 metros donde hoy está el inconveniente no se reemplazaron; seguramente inspeccionaron y observaron en buen estado la cañería”, lo que evidencia no sólo desconocimiento del movimiento de obras y del destino de fondos.

Lo concreto que seguimos igual que fines del año pasado. Por eso estoy molesto, indignado y no me queda otra cosa que repudiar esta situación y exigirles a las autoridades provinciales que se preocupen seriamente por la salud de los ciudadanos y critiquen menos a la sociedad, que no se defiendan de las críticas y ejecuten más.

Héctor Roncallo – DNI 8280317
Vecino de barrio Los Olmos

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Advertisement
Advertisement
Advertisement