Seguinos

Judiciales

Confirmaron la condena para un hombre de Roca por corrupción de menores y suministro de pornografía

Las dos niñas, de 8 y 9 años en ese momento, son nietas de la señora que estaba en pareja con el condenado.

el

Un Tribunal de Roca condenó a un hombre a 10 años y medio de prisión por una serie de delitos contra la integridad sexual de dos menores de edad. El Tribunal de Impugnación (TI) analizó el caso y confirmó la condena y ahora el Superior Tribunal de Justicia ratificó la decisión del TI al rechazar un recurso de queja.

El imputado fue condenado por los delitos de suministro de material pornográfico y exhibiciones obscenas, agravados por la edad de las víctimas, en concurso ideal con el delito de corrupción de menores triplemente agravada: por la edad de la víctima, por ser una persona conviviente y por ser el encargado de la guarda de una de las niñas. La segunda víctima sufrió además el delito de «abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización y su duración en el tiempo». Las dos niñas son nietas de la señora que estaba en pareja con el condenado. Tenían entre 8 y 9 años cuando comenzaron los abusos, que se prolongaron durante cuatro años en distintos escenarios de la vida familiar, en Roca, cuando el imputado se encontraba solo al cuidado de las niñas.

En su primer recurso de impugnación el defensor dijo que la condena tenía un déficit de fundamentos. Alegó que no existían testigos o filmaciones y dijo que la sentencia se basó más en las «íntimas convicciones» del Tribunal roquense que en las «pruebas objetivas». También cuestionó que se rechazara el planteo de «imputabilidad disminuida» que había formulado a favor del acusado y pidió que se eliminara de la acusación el delito de corrupción de menores.

El TI analizó cada uno de los agravios del defensor y terminó por rechazarlos, confirmando en su totalidad la condena que por mayoría había dictado el Tribunal de Roca. Contra eso, el abogado planteó una impugnación extraordinaria. El TI la rechazó, afirmando que la condena había sido suficientemente analizada y validada al tratar la primera impugnación, y por eso el defensor planteó un recurso de queja directamente ante el Superior Tribunal. Cuestionó, centralmente, que el rechazo de su impugnación en el TI había sido arbitrario. Insistió en las supuestas «contradicciones» en las declaraciones de los familiares de las víctimas y pidió que se haga «un análisis exhaustivo de la imputabilidad disminuida».

El STJ consideró que todos los planteos de la defensa repitieron «críticas vinculadas con aspectos fácticos y probatorios» que ya habían sido correctamente analizadas y descartadas por el TI, y concluyó que el defensor «no demuestra la supuesta arbitrariedad de lo decidido y la violación de derechos y garantías constitucionales».

Cabe mencionar que pese a los pronunciamientos del TI y del STJ, la sentencia no se encuentra firme porque la defensa aún puede interponer un recurso extraordinario para tratar de llevar el caso a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Judiciales

Vendió su auto y el nuevo dueño no pagó más la patente: La deuda se siguió acumulando a su nombre

El Superior Tribunal de Justicia se expidió al respecto.

el

El Superior Tribunal de Justicia, en uno de los fallos del año pasado que marcó pautas de acción, definió los requisitos y el camino procesal que debe seguir una acción de hábeas data, conocida también como «amparo especial de protección de datos personales»

Entre las novedades de la sentencia –que es doctrina legal obligatoria para todos los Juzgados de la provincia- se determinó que las apelaciones en estos procesos no se realizarán ante las Cámaras Civiles, sino ante el propio STJ, que en adelante será el Tribunal de alzada. Esta decisión se fundamenta en que el hábeas data participa de la misma naturaleza que el amparo genérico. De esta forma, además, se garantiza la intervención del máximo Tribunal provincial, y se brinda la oportunidad de que las partes puedan recurrir a la Corte Suprema de Justicia.
El fallo fue refrendado por la totalidad de los integrantes del Superior Tribunal de Justicia, que compartieron los criterios establecidos.

El caso

El caso es el de una mujer del Alto Valle que vendió su auto y, a pesar de que hizo la denuncia de venta en el Registro Nacional del Automotor, no hizo lo propio ante la Agencia de Recaudación Tributaria de Río Negro, que es el organismo que percibe el impuesto provincial de patente. La obligación de hacer esa segunda denuncia de venta surge de la Ley Provincial N° I 1284.

Como tampoco se hizo enseguida la trasferencia del auto en el Registro del Automotor y el nuevo dueño no pagó más la patente, la deuda impositiva se siguió acumulando a nombre de la señora.

En este punto, se dio otra definición del Superior Tribunal de Justicia: la acción de hábeas data no es la vía para resolver esta situación, que se repite con frecuencia.

En efecto, la información que registraba la Agencia de Recaudación Tributaria de la provincia tenía sustento en una Ley Provincial que establece quiénes son las personas obligadas al pago del impuesto. Por lo tanto, si se pretende la declaración de inconstitucionalidad de la norma provincial que da sustento a la información así registrada, la vía procesal adecuada para plantear el tema no es el hábeas data, sino precisamente la acción de inconstitucionalidad que prevé el Código Procesal Civil y Comercial.

Continuar leyendo

Judiciales

Sumarán salas de lactancia en los principales edificios judiciales de la provincia

Roca es uno de los lugares donde se llevará adelante la iniciativa que ya funciona en Viedma.

el

El Superior Tribunal de Justicia ordenó, mediante una Acordada, la instalación de salas de lactancia en los edificios judiciales de Roca, Cipolletti, Villa Regina y Bariloche, replicando la positiva experiencia de la que funciona en el complejo judicial de Viedma desde hace poco más de un año. Esos espacios están destinados «al personal judicial que alimente a hijos e hijas de hasta dos años de edad».

La decisión del STJ se basa en la Ley Nacional N° 26.873, que dispone la promoción y la generación de conciencia pública sobre la importancia de la lactancia y de las practicas óptimas de nutrición segura para lactantes. Esa misma ley promueve la creación de centros de lactancia, estrategias que promuevan la práctica de la lactancia y «el establecimiento de lactarios en los lugares de trabajo».

«Este Superior Tribunal de Justicia ha incorporado la perspectiva de Derechos Humanos y Género como política pública institucional y transversal», dice la Acordada. Por eso, la Oficina de Derechos Humanos y Género ha impulsado el cumplimiento gradual de la creación de los centros de lactancia en el Poder Judicial.

La primera experiencia fue la sala de lactancia de Viedma, que funciona desde el 31 de agosto de 2021. Desde su implementación, la necesidad de ese espacio y su utilización concreta quedaron rápidamente a la vista. Funciona dentro de las instalaciones de la Oficina de Derechos Humanos y Género y cuenta con la privacidad y los elementos necesarios para la comodidad de la dupla durante la lactancia.

La Acordada asignó al área de Arquitectura Judicial el diseño de un plan de implementación progresiva de las salas, que funcionarán en Cipolletti, en el edificio ubicado en la esquina de las calles Roca y Sarmiento y en el futuro Complejo Judicial de esa ciudad; en la Ciudad Judicial de Roca; en el edificio judicial de calle O’Connor 20 de Bariloche y en el futuro Complejo Judicial de esa ciudad, y en el Complejo Judicial de Villa Regina.

Continuar leyendo

Judiciales

Por las dos muertes en el siniestro de Ruta 2, la justicia investiga a una mujer

Fausto Gil de 12 años, oriundo de Roca, murió en el choque, al igual que su tío abuelo-

el

La Fiscal Analía Álvarez caratuló como «doble homicidio culposo» la causa por el deceso del menor de 12 años oriundo de Roca, Fausto Gil, y su tío abuelo de 61, Manuel Gil, en un siniestro ocurrido el 31 de diciembre de 2022 en la Ruta provincial 2, a la altura de El Solito.

En la causa la fiscal investiga a una mujer, que sería la conductora de la camioneta Chery Tiggo que el día del siniestro en una maniobra de sobrepaso invadió el carril contrario, provocando, en teoría, choque frontal con el Gol Trend en que viajaban las víctimas fatales.

El Gol Trend era conducido por Manuel Gil, venía con Fausto hacia Roca, donde vivía el menor.

La muerte de hombre mayor ocurrió en el acto. El menor fue asistido por las personas que se acercaron hasta el lugar y trasladado al hospital de Pomona, donde falleció. 

La conductora que viajaba en el Chery Tiggo iba acompañada de su marido y sus hijos adolescentes, quienes sufrieron algunas heridas y fueron atendidos en el hospital de San Antonio Oeste.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement